Archivo de etiquetas| Ideas prácticas

Educación vial para niños

Hace unos días me llegó un correo de la Fundación Mapfre en la que me invitaban a conocer su proyecto de educación vial para niños, en la que mediante actividades, libros, videos y juegos, entre otros recursos, ayudan en sus dos webs a que los más pequeños se formen en vialidad. He de reconocer que no conocía de la existencia de estas páginas webs ni de la amplia gama de técnicas que facilitan a las familias para aprender a enseñar normas básicas de circulación y respeto. Tras enredar en ellas, te animo a que las visites si aún no las conoces. ¿Quieres razones de peso? Allá van:

seguridad vial infantil1. Tienes multitud de libros gratuitos para descargar en pdf. En cada título, te especifica el rango de edad al que está destinado. Para que veas la alta calidad de estos cuentos, te diré que los tres últimos han sido escritos por Alfredo Gomez Cerdá, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2009. Sus ilustraciones son dignas de mención, por la calidad de los dibujos y sus cuidados detalles.

2. Puedes practicar inglés, bien leyendo tú o dejando que tu retoño te le lea para hacer oído, ya que ofrecen muchos títulos descargables en este idioma.

3. Dispones además de fichas descargables y sí, también gratuitas, de actividades basadas en el libro que hayas elegido para realizar tras su lectura. Así, los conceptos quedarán más anclados en su conocimiento en extensión.

4. Tu miniyo no tiene excusa para no aprender normas de circulación si no le gusta leer, ya que dispones de juegos y videos para que pueda aprender de una manera dinámica y más acorde a sus gustos.

5. No está de más que nosotros también echemos un ojo a estas páginas, ya que parece que a veces, olvidamos cómo nos debemos manejar por las calles cuando vamos al volante de un vehículo.

6. Si eres profesor, o quieres enseñar a tu prole de una forma más reglada, puedes recurrir a las guías didácticas orientadas a distintas etapas educativas. Hay 4 diferentes: para infantil, primer ciclo de primaria, segundo y tercer ciclo de primaria y la última, dirigida a estudiantes de secundaria. Estas guías las puedes encontrar pinchando en cada uno de los grupos que he marcado.

silvia y su triciclo 1¿Qué te parecen estas razones?, suficientes para pasar por sus páginas ¿no?. Si no quieres perder tiempo y quieres ir directamente a buscar los recursos adaptados a la edad de tu o tus herederos, te lo voy a poner fácil. Todo está clasificado en dos webs diferenciadas en la edad a la que se dirigen. Para los más pequeños, comprendiendo de los 3 a los 5 años, tienes lapágina Los más pequeños y la seguridad vial. Si en cambio, buscas algo más acorde a niños de entre 6 y 11 años, dirígete directamente a la página de Niños y seguridad vial. Eso sí, las descargas gratuitas de los libros y actividades en pdf, sea cual sea la edad que buscas, las encontrarás en la última que te he mencionado, en la de niños de 6 a 11 años.

Y por si quieres una razón extra, te dejo un enlace donde podrás participar, o mejor, tu criatura podrá participar en un concurso donde  tras aprenderse un consejo sobre circulación a través de canciones en uno de sus vídeos, tú deberás contárselo a Mapfre y seguir las instrucciones que te dejo aquí, a través de este enlace, para así optar al premio de un DVD de Juan “D” y Beatriz y un libro gigante de “Silvia y su Triciclo”.

¿Alguien dá mas?

Anuncios

Trona portátil

Regresamos a la rutina. Atrás quedaron los días de puente, de desconexión y de reencuentros maravillosos. Y aunque esta entrada la tenía pendiente desde la escapada de Semana Santa, ahora la escribo con más motivo, porque en esta visita a Zaragoza he terminado de confirmar que me hicieron uno de los regalos más útiles que  se puede hacer a un bebé: una trona portátil.

hoppop-original-bolso-trona-red-devilEn concreto, la que a mí me regalaron fue esta, de Hoppop. Y para nosotros, que hemos resultado ser unos padre nómadas que cada fin de semana salimos de casa sin hora fija de vuelta, nos viene estupendamente. Las dimensiones de la trona son como un bolso maternal de tamaño mediano, y la puedes usar además como tal, como un bolso porque no sólo sirve para sentar el pequeñín, sino para transportar la comida, los pañales, la bebida… Si me apuras, cualquier día el renacuajo coge su trona portátil ¡y se me emancipa!. Tiene una cavidad rígida, que sirve como base del asiento y como despensa. En ella me entra el termo de sólidos, la fruta, baberos, pañales, toallitas y además, incluye un bolsillo de rejilla para que los cubiertos no se pierdan. En los exteriores hay dos bolsillos laterales, uno normal y otro isotermo, bueno, con protector de aluminio para conservar algo mejor las bebidas frías o los yogures.

Juego de tronas ;)

Juego de tronas 😉

Pero claro, que estoy yo exponiendo las maravillas de la trona como almacén pero vamos a lo importante, a su uso concreto, aquello para lo que fue diseñada. Llegas a cualquier sitio, un bar, una terraza, la casa de tu cuñado, y no hay sitio para colocar el carrito junto a la mesa, y si lo hay, es un engorro. Bien porque la silla ocupa mucho, el niño está muy bajo, se aburre o quiere participar en la conversación..¡no hay problema! Sacas la trona portátil, la enganchas a una silla cualquiera y ya puede sumarse un comensal más a la comida y la sobremesa. El sistema de anclajes es sencillo, sujetándose a la silla en dos puntos (al respaldo y al asiento) y luego, se le abrocha un tercer anclaje a modo de cinturón al pequeño usuario.

Para nosotros ha sido muy útil como te decía cada fin de semana que salimos a comer o cenar, porque no tienes que estar preguntando si donde vas disponen de trona. Pero si además sales de viaje, es perfecta para facilitarte la vida de turista. La usamos de bolsa para meter lo necesario, colgada del carrito o de nuestro hombro y cuando nos apetece parar a comer, sólo tenemos que pedir mesa para X contando que el Miniser va a ocupar una silla, aunque como es un señorito, la comida se la trae de casa. De esta manera además, en mi opinión los niños se sienten más independientes, más autónomos, al verse como uno más participando en la comida, a la misma altura que todos, aunque eso sí, cubiertos, vasos y demás vajilla susceptible de caerse mejor algo alejada de su territorio en la mesa.

Este inventazo tiene un límite, como todo, que aguanta hasta los 15 kilos, así que dentro de tres kilazos nos despediremos de ella. ¡Ay!, que despiste tengo, demasiada desconexión, y es que todo este post, viene a cuento de que entramos en la época de BBC, Bodas, Bautizos y Comuniones, y quería recomendarte este artilugio como estupendo regalo para posibles bautizos a los que estés invitado. Seguro que los padres, aunque al recibirla pongan una cara un tanto extraña, con el tiempo te lo agradecerán.

Bebibles +18

Se terminó el puente. Hay quien continúa de vacaciones, quien nunca las empezó o quien hubiera querido no tenerlas, pero todos, o la mayoría, hemos pasado unos días distintos en cuanto a rutinas y horarios por lo menos. Nosotros nos escapamos a Madrid, al bullicio, al tapeo, a pasear por las calles interminables y transitadas bajo el sol inesperado. Porque sabíamos que haría bueno, ¡pero no tanto!. Nos fuimos del norte con temperaturas primaverales, ropa de entretiempo y ganas de calor, y nos encontramos con termómetros que marcaban como el mejor día de verano en nuestra tierra (más o menos), ropa impracticable para pasear sin sudar la gota gorda y más calor del que nos hubiera gustado para poder patear las calles sin deshidratarnos en cada esquina.

Está bien, no ha sido para tanto, pero si de equipaje hubieran ido unas chanclas, algún tirante y  la protección solar, hubiera estado mejor.

Del viaje poco y mucho que contar, ya sabes. Pero hoy no. Por lo menos a mí me pasa que el día que llego de viaje no me apetece mucho hablar en general, y menos sobre lo que he hecho, visto, conocido, descubierto… Tengo más ganas de conversación de interior, de pensar en mis cosas y mis planes, de no dar la crónica como si fuera un cuaderno de bitácora. Soy más de dejarlo reposar, y pasados unos días, me acuerdo de algo que llamó mi atención y lo cuento, te explico dónde fuimos y qué hicimos, te relato porciones del viaje según me acuerdo o vienen a mi memoria. Así que como imaginarás, hoy no estoy muy habladora. Por eso simplemente te voy a dejar con un hallazgo que descubrí estos días. Los bebibles +18.

Un ejemplo de bebible

Un ejemplo de bebible

Seguro que conoces los envases de zumos, yogures o la mezcla de ambos, con forma de bolsa con tapón. Tan prácticos para que los enanos merienden y/o se refresquen a su ritmo sin ensuciarse ensuciándose poco y alimentándose más. No sé si ese formato de envase tiene un nombre concreto, pero yo desde que los ví por primera vez los llamo bebibles. Creo recordar que la primera vez que me fijé en ellos fue cuando mi amiga In se lo dió una tarde a su niña LaMayor, “después de la fruta te doy el bebible”. Más tarde, otras madres de mis alrededores lo han nombrado de la misma manera, y yo me he sumado a la denominación, que no sé si es de origen pero lo que está claro es que por lo menos, es de mi entorno. Pues bien, estos días he conocido los Bebibles +18, o más bien así es como les he denominado yo.

Mis bebibles +18

Mis bebibles +18

La idea es la misma: una bolsa contenedora de un líquido más o menos espeso para beber cómodamente de ella, pero con la diferencia que tienen alcohol, algo menos de 5º. La forma de conocerlos fue simple: comprando algo de vino para cenar en la casa donde nos habían invitado  me les topé y me hizo gracia que al verlos automáticamente pensé en los bebibles de frutas que había incluido en la maleta del Miniser. Y el motivo para comprarlos absurdo: los ví, me reí, lo comenté en voz alta y sin esperar la respuesta de mi Manfriend que andaba al lado ojeando los vinos los eché a la cesta que arrastrábamos. Tenía que probarlos, total, si eran malos la pérdida no sería tanto (a 1,90€ la unidad). Seguir las instrucciones es fácil, sólo tienes que dejarlos en el congelador al menos durante ocho horas. Luego, los estrujas hasta que notes cómo se derriten por dentro y los bebes, directamente del envase o sirviéndolos en un vaso, que siempre tiene más glamour. En mi contra tengo que decir que por impaciente los estrujé poco, porque una vez en el vaso parecían más bien espuma de hielo, así que claro, al no haberse disuelto el hielo la concentración de alcohol era más fuerte y su sabor, peor. Una vez bien descongelados, ganaban bastante en sabor, textura y gracia en general, aunque eso sí, no esperes un cóctel digno de barman porque son lo que son, un apaño para tener en casa por si un día te surge una fiesta improvisada o una noche de insomnio infantil te da por dejarles que campen a sus anchas por la casa mientras te das a la bebida para ir al trabajo con ojeras y sueño pero con buen humor.

Hay 4 variedades, ¿te atreves?

Hay 4 variedades, ¿te atreves?

Puede que a estas alturas de la entrada te preguntes que tiene que ver este tema con un blog que suele tratar sobre niños, madres y otro tipo de productos. Pues mucho y nada, como lo que tengo que contar sobre el viaje. Nada porque espero que ningún renacuajo se confunda y tome el bebible del loro, y mucho porque seguimos siendo adultos, con gustos y aficiones que nos diferencian, a veces, de los niños. Así que para esos padres y madres que siguen de vacaciones pero no les apetece salir a tomar algo por ahí estas noches, sobre todo porque es difícil tener ganas de salir tras pasar el día entero al ritmo de alguien de menos de metro treinta, puede que les apetezca probar estos bebibles que nos transportan a paradisíacas playas tropicales, aunque estemos en el sofá de nuestro salón con el pijama puesto.

Agenda Pediátrica

Portada Vivimos en la era de la tecnología, si se nos olvida en el móvil en casa creemos morir, consultamos el whatsapp, el correo y Facebook más de veinte veces al día, y tenemosel smartphone lleno de aplicaciones que sólo usamos una vez antes de borrarlas al darnos cuenta de lo inútiles que son. Por eso, hoy quiero mostraros en este post una app que descubrí hace tiempo, a medio camino entre la utilidad y el gusto de recopilar información de nuestros pequeñines.

agenda_pediatrica2

Se trata de la Agenda Pediátrica, una aplicación desarrollada por una empresa española que a mi, particularmente, me ha parecido un descubrimiento.

La agenda en cuestión, una vez instalada cuenta con dos apartados, la agenda y una consulta de pediatría básica, esta última te lleva con un click a una web donde puedes hacer cualquier tipo de consulta pediátrica en su biblioteca o acceder a blogs, foros, vídeos y otros recursos para solventar dudas o simplemente satidfacer tu curiosidad.

Ahora, hablando de la agenda en sí, su acceso nos lleva al perfil o perfiles que hayamos creado. Estos perfiles, que puedes crear tantos como churumbeles habitan en tu hogar, son una especie de historial médico que tú mismx vas creando. Cada mes, desde el nacimiento, puedes introducir el peso y talla del bebe, con lo que te marcará automáticamente el percentil en el que se encuentra, con gráficas incluidas para los amantes de lo visual. Otro tema es que des mucha importancia o no a los percentiles, pero eso lo hablamos otros día. Además, puedes introducir una foto de ese momento y notas sobre cosas que quieras recordar, si se le cayó un diente ese mes, o comenzó a gatear, o te lió alguna que da igual que lo anotes porque no se te va a olvidar en la vida.

Es gracioso ver en el apartado Historial la evolución del pequeñajo, con las fotos de cómo ha cambiado mes a mes (o año a año).

agendapediatricaLa parte más práctica y útil de la aplicación, es que tienes acceso directo a la tabla de vacunas vigente en nuestro sistema de salud, además de una calculadora de antitérmicos, en la que tu sólo introduces los kilos que pesa el bombón y te da las cantidades exactas de cada tipo de antitérmico a suministrar. Ya sé que normalmente se sabe la dosis que ha de tomar del antitérmico que habitualmente utiliza, pero lo veo útil para cuando no tenemos a mano el que usamos siempre y nos ofrecen otro o también, para cuando por suerte, ha pasado mucho tiempo desde que hizo falta bajarle la fiebre y ya dudamos si la misma dosis será efectiva.

Por último, y a modo de anécdota, puedes hacer una estimación de cuanto medirá cuando sea mayor, aunque esto ya, creo que es demasiado pedir.

El truco del azúcar

Para despedir la semana laboral, hoy te cuento un truquillo para aliviar esos coscorrones traicioneros que inevitablemente todos los niños se hacen alguna vez. Si tu pequeñajx se da un golpe en la cara/cabeza, además de calmarle como tú sabes, rápidamente humedécele la zona con agua fresquita y a continuación, aplica en la piel húmeda azúcar, sí, azúcar normal, del blanco de toda la vida. Déjaselo ahí pegado, aunque te parezca un pringue la primera vez. Verás cómo así, evitas que tenga ningún tipo de hinchazón ni cardenal.

Ya sé que es más cómoda y menos pringosa la barra de árnica, pero este truco de abuela es muy válido para todas esas ocasiones en las que la milagrosa barrita se ha acabado-no la encuentras-te la olvidaste en otro bolso-o cualquier situación donde no puedes echar mano de ella por el motivo que sea.

Miniser tras exploración de cajones

Miniser tras exploración de cajones

Si lo pruebas un día y te convence el resultado, ya verás como un sobre de azucarillo se vuelve elemento  indispensable en esa maleta maternal que llevas por bolso.

Que pases un buen fin de semana!!

Cosas útiles, o no tanto

Cuando te quedas embarazada, por lo general la gente que te rodea comienza a ofrecerte todo tipo de cosas que ellos utilizaron con sus retoños y te aseguran que les salvaron la vida, que las tienen como nuevas y que una vez te las presten las uses como si fueran tuyas. Esto es de muy agradecer, siempre que lo hagan de corazón y no con la intención de hacer limpieza en el trastero a costa tuya. Así que por si acaso te sirve de ayuda,  hoy te voy a hablar de esto, de cosas que realmente han sido muy útiles para mí y que recomendaría a ojos ciegas a futuras primeras mamás, o mamás no primerizas que tal vez no hayan usado estos cachivaches.

En el top ten de las cosas más útiles que he usado con mi Miniser, el puesto número uno se lo lleva la hamaquita de Babybjorn.

Es simple, un armazón de hierro cubierto con una tela que hace que sea ergonómica al 100% y cómoda también debe serlo al doscientos por cien, porque aquí el Mini está encantado de la vida sentado en ella viendome trajinar por casa. Además si quieres transportarla es sencillo, plegar y ya está, ocupa el mínimo espacio y pesa menos que el bolso de cualquiera. Nosotros nos la hemos llevado de barbacoas, de fin de semana rural, a cenas en casa de amigos…Como el que se lleva un paraguas.

funda_hamaca_babybjorn_vintage_star

Tal vez si no la conoces la ves demasiado sosa comparada con fantásticas hamaquitas llenas de dibujos, muñecos y colorido a su alrededor, pero el secreto, está en su comodidad y en el balanceo justo que el pequeño consigue con su propio impulso, sin depender de pilas ni funciones extrañas. ¡Temo el día en que ya no pueda usarla por el peso o porque sepa desabrocharse y escapar!

El número dos del ranking es para una especie de presa para la bañera, un reductor, se llama BabyDam, bueno, ese es el que yo tengo, habrá otras marcas pero yo con este estoy encantada. Es una pieza de plástico flexible que se adapta a los laterales de tu bañera y así, sella el espacio a llenar de agua y no tienes que derrochar agua ni tiempo llenando la bañera al completo. Yo la veo de práctica, directamente proporcional al tamaño de tu bañera, a más espacio, ¡más útil!

ahorrar_agua_en_el_bano

Y terminamos dando la medalla de bronce de regalos apañados a la cuchara mágica de Boon. Para las que ya tienen maña y experiencia en dar de comer al los niños tal vez no sea gran cosa, pero para mí, que no había tenido mucha oportunidad de vivir con un bebe su transición diaria del biberón a la cuchara fue todo un descubrimiento. Me la regaló una amiga al día siguiente de comentarla que el pediatra había indicado que comenzase con las frutas, y cuando la vieron las abuelas los comentarios fueron bastante desanimadores, del tipo “vaya tonterías que hacen ahora”. Yo, sorda selectiva, no presté atención y comencé a usar la cuchara en cuestión, y en su defensa tengo que decir, que a los pocos días las retractoras del regalo tuvieron que admitir que era de lo más práctico y cómodo que habían visto para dar de comer a un bebe. El mecanismo es simple, una cuchara formada por dos partes que se enroscan una con otra, la parte del mango es una goma hueca, en el que viertes el alimento, eso sí, tiene que ser líquido o en papilla, y en la parte de la cuchara hay un pequeño orificio por el que va saliendo la comida a medida que tu aprietas la goma. Como además tiene tapa la puedes llevar “cargada” y darle de comer sin tener que arriesgar la ropa con el vaivén de la cuchara cuando va del potito a la boca y vuelta, y para ellos al principio que sólo saben succionar les resulta más cómodo no tener que estar abriendo y cerrando su boquita, ya que puedes ir dándole la comida sin necesidad de apartar la cuchara de la boca, aunque eso si, ¡con cuidado de no empapuzarles!

cuchara_para_bebes

Seguramente hay cosas más útiles, pero a mí estos tres regalos me han resuelto bastante, así que te animo a que los incluyas en su carta de los Reyes Magos, o en la tuya para alguna amiga que esté esperando a su pequeñín.