Archivo de etiquetas| Estrabismo

¿Tendrá estrabismo?

Hace  más o menos un mes, nos encontramos en una visita al pediatra con que su doctora habitual no estaba, y la persona que le sustituía observó que el Miniser metía un ojo. ¿No os habeis dado cuenta?, nos preguntó extrañada. Pues la verdad es que no, ni nosotros, ni la familia, ni los dos pediatras por los que ha pasado hasta ahora en las revisiones. Pero oye, que puede ser. Así que nos derivó al especialista, y nos pasamos treintaypico días con miradas furtivas a ver si le pillábamos torciendo el ojo.

Ya fuimos al oftalmólogo, y salimos de dudas. Con unas explicaciones muy sencillas y un par de pruebas en quince minutos escasos nos confirmó que no, que el niño no tiene estrabismo. Fué tan amable y conciso, que si quieres, aquí abajo tienes la explicación y un truquillo para saber si alguien tiene estrabismo, por si en ocasiones, has dudado que tu retoño (o tu contrario) pueda estar afectado.

Lo primero que explicó, es que durante los seis primeros meses de vida de un bebé, casi siempre, se da un estrabismo transitorio, esto es debido a la inmadurez de la visión binocular, o lo que es lo mismo, que los pobrecitos no saben enfocar con los dos ojos a la vez y por eso a veces parece que tiene un ojo mirando a Cuenca y el otro a Lugo. A partir del medio año, aproximadamente, ya sabemos que cada niño es un mundo, este estrabismo transitorio desaparece, pero puede aparecer desde entonces y hasta los dos años mas o menos, un pseudoestrabismo, cosa normal en casi todos los lactantes o menores de dos años.

Este pseudoestrabismo es la falsa sensación que tenemos los adultos de que el peuqeñajo mete un ojo, cuando en realidad no es así. ¿Por qué nos puede parecer que tiene este pseudoestrabismo? Fundamentalmente por dos causas:

la primera es porque los bebes tienen el puente nasal chato. Al no tener un tabique como los mayores que les haga de tope visual, a veces puede parecer que miran tan de lado que les da vuelta el ojo. A medida que su nariz crezca, que esperemos que no en exceso, esta sensación óptica por nuestra parte desaparecerá.

la segunda causa por la que pueden padecer este pseudoestrabismo es por tener  amplio epicanto. ¿Te suena de algo? A mí tampoco, pero ya verás que cosa más sencilla es. Simplemente, es que desde el puente nasal hasta el ojo, parece que tienen un exceso de piel, y se forma un repliegue cutáneo que parece que tapa el lagrimal. Por eso, a medida que crece la nariz, la piel que queda entre el puente nasal y los ojos se estira y muestra mejor el canto interno del ojo. Este fenómeno es muy común en bebés por la morfología de sus caritas, como lo es también en personas de raza asiática, por eso a veces lo llaman pliegue oriental.

Diferentes grados de estrabismo

Diferentes grados de estrabismo

Para comprobar si alguien tiene o no estrabismo, una prueba fácil de imitar en modo andar por casa, es hacer el Test de Hirschberg, prueba que es más fácil realizar que nombrar. En la consulta la pueden hacer de diferentes maneras, pero básicamente y para salir del paso en casa, consiste en enfocar con una luz a los ojos del sujeto, con una luz no muy fuerte, se entiende, no vayamos a dejarle ciego. Cuando mira de frente, el reflejo de la luz debe ser simétrico en la córnea, es decir, tiene que aparecer en el mismo punto en los dos ojos, eso significa que trabaja y enfoca con los dos ojos por igual y no hay estrabismo. Si el reflejo no coincide en la misma zona de los dos ojos, aunque veamos que los dos ojos miran en la misma dirección, sí que puede existir, no obligatoriamente, una diferencia del trabajo ocular en los ojos, puede que enfoque más con uno que con otro, por lo que sería conveniente llevarle a un profesional y que confirme o desmienta nuestro experimento casero. Mira aquí al lado, ¿ves en la foto como el reflejo es cada vez menos simétrico?

Si quieres una explicación adicional, clara y entendible,pásate por este blog donde explican muy bien y muy rápido en que consiste esto del falso estrabismo.

Feliz fin de semana!!