Archivo de etiquetas| Compras

Un Café con… Hadas y Caballeros

Volvemos a tomarnos un cafecito, esta vez de aroma divertido, juguetón y soñador. Hadas y Caballeros es un proyecto muy personal, no se trata sólo de un negocio de juguetes, ni de un catálogo  más  de artículos infantiles. Es una ilusión familiar de intentar que los más pequeños jueguen a sus sueños.

Su logo

Su logo

Todo comenzó en un viaje familiar por Francia, en el que Paula, tras dedicarse durante nueve años íntegramente a su maternidad y el cuidado de sus hijos, descubrió un concepto de juguetes que hasta ese momento no había visto en España, o por lo menos, en su ciudad. Se trataba de juguetes de estilo medieval, pero no eran artículos chabacanos de un todo a cien, sino juguetes de calidad, con acabados cuidados que realmente evocaban tiempos pasados e invitaban a dejarse llevar por la magia de soñar que somos nobles caballeros rescatando a bellas princesas. Tras ese descubrimiento, tanto material como de su propia necesidad personal de crear un proyecto propio, se dedica a investigar y contactar con proveedores, visitar ferias de juguetes, conocer las calidades y materiales, aprender el negocio en si… Mucho trabajo pero también mucha ilusión de desarrollarse como mujer emprendedora, siempre, eso sí, que pueda seguir disfrutando de sus hijos.

escudo rojoSon ellos, sus hijos de nueve y siete años, junto con su marido, los que más la animan a comenzar. Su hijo pequeño incluso la anima a poner una tienda física, pero de momento, prefieren empezar poco a poco y poder ofrecer la calidad que ellos mismos buscan en sus juegos. Así, desarrollan la idea de la tienda online, en la que ofrecen sus productos, todos de una excelente calidad. Pocos de estos productos son españoles, ya que en nuestro país no hay arraigo de este tipo de objetos basados en estilo mediaval que unan juego, diseño y calidad. Así que comienzan a exportarlos de Inglaterra, Alemania e incluso Canadá, donde encuentran los objetos de la condición excelente que buscan. Este es un mercado de productos  limitado, pero de detalles cuidados y alta calidad.

Además de la aventura online, compaginan su vida diaria con exposiciones en mercados y ferias cercanas. Así en Marzo estuvieron en una importante feria de Bilbao, formaron parte del tradicional mercado navideño de su ciudad o tienen su cita ineludible, en un mercado mensual de una céntrica calle cuya feria callejera el primer domingo de cada mes tiene cada vez más adeptos. Este tú a tú con el público es lo que da más fuerzas a Paula, el ver la emoción de un niño al ver su exposición, al ver sueños realizados en los ojos de los pequeños que observan con ilusión las espadas, los escudos, las armas… Y ella también se emociona cuando recibe elogios por su proyecto en bocas infantiles que la agradecen su oferta de juguetes realistas y diferentes. Y es que Paula ofrece artesanía en forma de juguete, telas con clase, detalles de importancia. Además, pone su corazón en algunos de los artículos elaborando a mano varitas y diademas o coronas de flores.

Me encanta este casco. Para las amantes del rosa que también se sienten caballeros. ;)

Me encanta este casco. Para las amantes del rosa que también se sienten caballeros. 😉

A primera vista, su web o su tienda nómada, pueden parecerte un punto de venta más de disfraces, pero si te paras a observar, verás que no son eso, sino mucho más. Son la oportunidad de hacer realidad la fantasía, de Soñar y jugar a ser, de fomentar el juego de roles, la imaginación. Porque un niño que juega a ser pirata, será el pirata más verdadero si se siente como tal. El uso de capas, espadas, escudos, no debemos limitarlo nada más que a carnaval, sino que debemos apoyar los sueños y juegos de nuestros pequeños animándoles a soñar que son quien quieran cada día.

Aquí te he dejado una muestra de su mundo de fantasía, de una idea soñada que se puede realizar. Pásate por su web y trasládate a tiempos pasados llenos de magia. Si tienes cualquier duda o consulta contacta con ellos, estarán encantados de atenderte, y también puedes seguirles en su perfil de Facebook .

¡Juega y sueña a ser!

 

Trona portátil

Regresamos a la rutina. Atrás quedaron los días de puente, de desconexión y de reencuentros maravillosos. Y aunque esta entrada la tenía pendiente desde la escapada de Semana Santa, ahora la escribo con más motivo, porque en esta visita a Zaragoza he terminado de confirmar que me hicieron uno de los regalos más útiles que  se puede hacer a un bebé: una trona portátil.

hoppop-original-bolso-trona-red-devilEn concreto, la que a mí me regalaron fue esta, de Hoppop. Y para nosotros, que hemos resultado ser unos padre nómadas que cada fin de semana salimos de casa sin hora fija de vuelta, nos viene estupendamente. Las dimensiones de la trona son como un bolso maternal de tamaño mediano, y la puedes usar además como tal, como un bolso porque no sólo sirve para sentar el pequeñín, sino para transportar la comida, los pañales, la bebida… Si me apuras, cualquier día el renacuajo coge su trona portátil ¡y se me emancipa!. Tiene una cavidad rígida, que sirve como base del asiento y como despensa. En ella me entra el termo de sólidos, la fruta, baberos, pañales, toallitas y además, incluye un bolsillo de rejilla para que los cubiertos no se pierdan. En los exteriores hay dos bolsillos laterales, uno normal y otro isotermo, bueno, con protector de aluminio para conservar algo mejor las bebidas frías o los yogures.

Juego de tronas ;)

Juego de tronas 😉

Pero claro, que estoy yo exponiendo las maravillas de la trona como almacén pero vamos a lo importante, a su uso concreto, aquello para lo que fue diseñada. Llegas a cualquier sitio, un bar, una terraza, la casa de tu cuñado, y no hay sitio para colocar el carrito junto a la mesa, y si lo hay, es un engorro. Bien porque la silla ocupa mucho, el niño está muy bajo, se aburre o quiere participar en la conversación..¡no hay problema! Sacas la trona portátil, la enganchas a una silla cualquiera y ya puede sumarse un comensal más a la comida y la sobremesa. El sistema de anclajes es sencillo, sujetándose a la silla en dos puntos (al respaldo y al asiento) y luego, se le abrocha un tercer anclaje a modo de cinturón al pequeño usuario.

Para nosotros ha sido muy útil como te decía cada fin de semana que salimos a comer o cenar, porque no tienes que estar preguntando si donde vas disponen de trona. Pero si además sales de viaje, es perfecta para facilitarte la vida de turista. La usamos de bolsa para meter lo necesario, colgada del carrito o de nuestro hombro y cuando nos apetece parar a comer, sólo tenemos que pedir mesa para X contando que el Miniser va a ocupar una silla, aunque como es un señorito, la comida se la trae de casa. De esta manera además, en mi opinión los niños se sienten más independientes, más autónomos, al verse como uno más participando en la comida, a la misma altura que todos, aunque eso sí, cubiertos, vasos y demás vajilla susceptible de caerse mejor algo alejada de su territorio en la mesa.

Este inventazo tiene un límite, como todo, que aguanta hasta los 15 kilos, así que dentro de tres kilazos nos despediremos de ella. ¡Ay!, que despiste tengo, demasiada desconexión, y es que todo este post, viene a cuento de que entramos en la época de BBC, Bodas, Bautizos y Comuniones, y quería recomendarte este artilugio como estupendo regalo para posibles bautizos a los que estés invitado. Seguro que los padres, aunque al recibirla pongan una cara un tanto extraña, con el tiempo te lo agradecerán.

Día de la Madre con Dreivip

Ya es miércoles. Quedan pocos días para celebrar el día de la señora que te trajo al mundo ¡y tú con estos pelos, y sin regalo!. Tranquilidad, que para lo del pelo no tengo solución, más que nada porque tras más de treinta años aún no sé que hacer con los míos, pero lo del regalo te lo voy a poner fácil. Si a estas alturas del día tu cabeza echa humo pensando qué comprar a tu madre (a la madre de tus hijos también vale, que tu mamá no es pero un regalo siempre se agradece) déjala descansar y echa un vistazo a lo que nos ha preparado Dreivip, el club de compra de marcas online con descuentos para socios de hasta el 70%.

madre-detectiveDreivip nos presenta esta guía de regalos para madres, fácil de usar, intuitiva, divertida. En ella tan sólo tienes que elegir qué tipo de madre es la tuya. Tienes seis opciones para encasillarla: Madre Tupper, Madre Detective, Madre Vintage, Madre Moderna, Madre Amiga y Madre Agenda. ¿Qué no sabes en cual englobarla? No hay problema, porque cada tipo viene descrito con sus características más destacadas, su superpoder por excelencia y para evitar cualquier tipo de duda, sus frases más características como ¿Cómo sabes que no te gusta si no lo has probado? o Peinaté que pareces una pordiosera. ¿Te suenan de algo alguna de estas frases? A mí las dos. En realidad, creo que mi madre es la Superwoman de las madres porque tiene todos los superpoderes  que aparecen aquí y alguno más que ya te contaré en otra ocasión, ¡necesitaría un blog para ella sola!. Qué..oye, lo mismo se lo digo y se anima, que es muy echá pa´lante.

madre-modernaUna vez tengas localizada a tu madre con su superponer, fíjate que a su lado te aparecerán opciones de regalos. Clickas en cada uno y ¡tachán! te llevará directamente a la página de Dreivip donde venden esos artículos que tan feliz harán a la mujer que te parió, y si no encuentras nada a su gusto, seguro que algún caprichito te encuentras para tí.

Además, te puedes descargar y/o compartir en tus redes sociales la infografía que más te guste, de la mamá con su álter ego mundano y vestida de superheroína. ¿Por qué no imprimirla y regalársela?

Yo de momento, me quedo con estas dos que he puesto por aquí, que aunque no somos de celebrar este día, me parecen geniales para dejárselas colgadas en la nevera!

¡Que pases buen fin de semana….y Feliz Día de la Madre! 

P.D. Perdón y mil perdones, esta entrada la quería programar para el viernes 2 de mayo, porque hoy miércoles salgo de viaje. Pero como ves, mi tecnolerdismo es extremo, y la programé para el 2 de Abril!!, así que se ha publicado inmediatamente. En fin, ya la dejo, con este apunte de que la despedida, la del buen fin de semana, la guardes hasta el viernes o..bueno, aplícatela hoy si te vas de puente. Besos. 

Sillas de paseo (vol. 2)

A primeros de este mes de abril, escribí este post en el que sopesaba candidatas para elegir silla de paseo, o silla de segunda edad, como suelen decir los expertos. Tras un estudio intensivo realizado por la University of  Masachussettes (es mentira, pero parece que todo lo estudiado por universidades americanas tiene más validez), bien, ahora en serio, tras un repaso importante a las webs, foros, blogs y comentarios en vivo sobre las opciones que valoraba, al final nos hemos decantado por una. Este pasado sábado en cuestión, fuimos a la que para mí, sin lugar a dudas, es la mejor tienda de puericultura de mi provincia y nos vinimos con la silla nueva a casa. Eso sí, tras un duro debate interno, con otras parejas que se vieron en la misma situación y con nuestras conciencias sobre si estábamos eligiendo bien. Y el motivo fue que aunque llevábamos las ideas bien claras, allí, la profesionalidad y consejos de Laura, nos hicieron dudar durante ¡dos horas!. Sí, has leido bien. Tardamos dos horas en elegir silla de paseo, que vale, indecisos somos un poco, pero te puedo jurar que tardamos mucho menos en elegir el piso donde vivimos.

Llegamos a La Tienda del Peque (en Castro Urdiales o Sámano) que así se llama la tienda estrella del mercado infantil cántabro justo a las cinco de la tarde, cuando estaban abriendo sus puertas. La tienda en sí es una maravilla de elección, porque no hay producto o marca que no encuentres, además de saber que tienes un consejo profesional y honesto asegurado por parte de cualquiera que te atienda allí, pero bueno, de esto ya hablaré más en profundidad en otro post que necesita tiempo y dedicación y ahora me desvío del tema. Pasamos a la sección de sillas de paseo y empezamos a ojear por nuestra cuenta. Pero al rato nos dimos cuenta que mejor que nos asesoraran. Explicamos nuestras necesidades: que pliegue fácil, pese poco, ocupe poco, sea cómoda paa el Miniser y resistente. Con estas premisas nos ofrecieron varias opciones: Maclaren (que ya sabes que la tenía descartada), Cybex Topaz (que sí estaba en la lista) y Citi Mini de Baby Jogger. Esta última no la teníamos ni valorada, y así de primeras, la vimos demasiado grande para lo que buscábamos, nos dijimos eso de para coger esta, nos quedamos con la que tenemos. Pedimos además que nos enseñaran la Easy Walker que me había entrado a mí por el ojo, y empezamos a valorar.

Opción 1: Citi Mini de Baby Jogger

Opción 1: Citi Mini de Baby Jogger

La Cybex, tanto la Onix como la Topaz, nos gustaba, sobre todo su capota extensible y enorme, pero su peso…nos echaba para atrás, comparada con las otras pesaba la que más, y claro, lo que buscábamos era ligereza para cambiar el tanque y no vernos este verano sudando la gota gorda arrastrando la silla actual por la playa o terrenos varios que transitemos. Además, contando que el Miniser cada vez quiere menos silla, menos porteo y más independecia para esas piernitas que cualquier día se arrancan a correr sin apoyo alguno, lo que buscábamos era un transporte cómodo, compacto y ligero para cargar con él en momentos de necesidad sin tener que sacrificar los riñones. Y los arneses no tenían opción de sujetar sólo con los de cadera, hay que usarlos enteros, todo el tirante, cosa poco agradable para el marujilla que tenemos en casa que le encanta ir bien pinado y sin nada que sujete sus animado brazos. Así que sintiéndolo mucho, Cybex, estás expulsada de nuestra compra. Seguimos con el amor a primera vista, la Easy Walker. Como la mayoría de famosetas que pululan por la tele, en persona perdía mucho, se le veía algo más enclenque, inconsistente, y con el respaldo demasiado corto. Vamos, que no la daba mucho futuro más allá de septiembre, más que nada porque la cabeza del Miniser ya casi no podía reposarse  sin sobresalir de la loneta. Una menos. Preguntamos que diferencia había entre los distintos tipos de Maclaren y nos vinieron a explicar que la Quest, la más barata, es la misma silla que el modelo siguiente, el Techno XT, sólo que la primera, que es más barata, tiene las ruedas más pequeñas, lo que supone algo menos de estabilidad si la usas por terrenos menos firmes. El modelo más caro (el XLR, creo) ni nos lo planteamos, porque la idea no era gastarse una pasada de dinero así que empezamos a sopesar los dos modelos que teníamos frente a nosotros. La Citi Mini de Baby Jogger nos había impactado con su plegado de libro, lo que significa mayor comodidad para el niño pero nos seguía pareciendo demasiado grande para lo que buscábamos. Pedimos tiempo de reflexión, como el día antes de elecciones y empezamos a decidir, o eso creíamos. La tienda empezó a llenarse de gente, de parejas que venían buscando sillas de paseo entre otras que venían buscando diferentes artículos, y nos quedamos pensando en nuestras opciones a la vez que observábamos lo que valoraban otras personas, que contras y pros encontraban a cada silla, las explicaciones que recibían a sus preguntas. Con todo esto y el Miniser encantado en el parque de bolas que hay en el interior de la tienda, nuestro círculo se cerraba cada vez más entre Maclaren (sí, Maclaren, ya sé que no quería pero…) y Citi Mini. Ganaba por ventaja Maclaren, …hasta que llegó Laura.

Opción 2: Maclaren Quest

Opción 2: Maclaren Quest

Laura es amiga, madre de dos niños por lo que su opinión no sólo es como profesional, es además parte propietaria de la tienda, y una persona sincera y honrada que no intenta vender lo que uno no necesita sino lo que realmente le va a satisfacer. Así que empezó a explicarnos las ventajas de unas y otras sillas, y la verdad que su razonamiento para cambiarnos el chip de que una silla de paseo no ha de ser tipo paraguas era de lo más real. Ibamos con la idea que una silla de este tipo, de las que compramos o nos prestan cuando el bebe ya se hace mayor y comienza a andar, tiene que ser tipo paraguas, que se pliega como un bastón y aunque sea endeble no pasa nada porque su uso es limitado. Pero ella nos abrió los ojos, explicándonos que es cierto que se busca ligereza a medida que el niño/niña pesa más, pero no por ello hemos de renunciar entre otras cosas a comodidad de manejo, por ejemplo, ya que una silla más estable, de cierre tipo libro, con manillar de barra en vez de dos cuernos, se maneja mejor y es más consistente y duradera. Mientras nos explicaba a nosotros y a quienes iban llegando, las ventajas e inconvenientes de las sillas por las que preguntábamos los presentes, me fijé en que la Inglesina Trip Stroller (con un puesto en la lista anterior) no me gustaba estéticamente, además de que una mamá allí presente le comentó a otra que a ella le había dado mal resultado (auqnue ya se sabe que la experiencia de cada uno es muy subjetiva) y nunca estaba entre las que ofertaban desde la tienda a no ser que preguntasen por ella directamente. Y por la Nanuq de Jané, nadie preguntó ni nadie la recomendó, además de que sinceramente, me olvidé de ella y de todas al ver la Citi Mini. Como comprar en esta tienda es un placer, no hubo problema a la hora de probar in situ como pliegan, despliegan y cómo entran en el maletero cada una de las sillas que valorábamos. La Maclaren Techno XT no entraba a lo largo, al ser unos centímetros más larga de chásis que la Quest. La Citi Mini ocupaba menos que una maleta  si la quitábamos las ruedas quedando extraplana. Volvimos al interior, el Miniser seguía perdido en una orgía de colores en forma de bolas voladoras. Dejamos libre a Laura para que siguiera atendiendo a quien la requería, y empezamos a concretar: Maclaren Quest, que total no vamos a ir por el monte con la silla y las ruedas tampoco lo notaremos tanto en ciudad, o Citi Mini, que nos gusta todo de ella menos el no haberla conocido antes, porque si no te lo he contado, auqnue por su comodidad se vende como silla de segunda edad, en realidad es una silla de primera edad, con adaptadores para anclar un capazo y poder usarla desde el nacimiento. ¡Si lo llegamos a saber!.

Y así, entre dudas e indecisiones, propias y compartidas con otra pareja que se encontraba en nuestra situación, llegamos a la siguiente conclusión: nos llevamos la que tengan en almacén y punto. Meeeec, error, tenían las dos. Había que buscar otro cara y cruz. Revisamos, manipulamos y dimos con el motivo que nos hizo decidirnos: la reclinación. Ambas se reclinaban totalmente, incluso la Citi Mini tiene un sistema en el que tú decides el punto exacto de reclinación, pero en cambio, en el punto máximo de verticalidad, de ir lo más incorporado posible ganaba la Maclaren, y como te he dicho antes, Miniser quiere ir como un vigía en el mástil, sin perder detalle. Así que con un ¡zas, en toda la boca!, me llevé para casa la Maclaren Quest, eso sí, convencida de ello y no porque esté de moda. Quien no se consuela…

 

 

Sillas de paseo

He empezado una nueva tesis doctoral, porque eso es lo que parece que hay que hacer cada vez que quieres comprar un artículo de puericultura para los niños. Necesitas algo, léase un cochecito, una bañera, un elemento para portear, un simple chupete, y cuando llegas a la tienda en cuestión y amablemente preguntas Buenos días, ¿tienen xxxx cosa?, te puedes encontrar con dos opciones:

1. que la persona que te atiende no tiene ni idea y te empaqueta lo primero que tiene sin darte explicaciones

2. que la persona que te atiende sabe bien lo que hace en su trabajo y te empieza a bombardear a preguntas. Comienza con un suave “tenemos varios modelos. ¿qué necesitas en concreto?” y seguidamente te bombardea con preguntas que cuando eres primerizo y son tus primeras adquisiciones te suenan a esperanto  ¿plegado paraguas o libro?, ¿ergonómico o no es necesario?, ¿fisiológico o anatómico?…

Mama buscandoY tú, con cara de pez, casi prefieres la primera opción, la de haberte encontrado con alguien que por desconocimiento de su profesión o por vagancia plena te hubiera vendido lo que más a mano tuviera. Es entonces cuando no sabes que elegir, regresas a casa y empiezas a investigar sobre calidades, tipos de diseños, precios, valoraciones, opiniones varias y te haces un experto en la materia. Así que ahora me encuentro en ese punto, en el que tras sopesar la posibilidad de hacerme con una silla de paseo ligera para el Miniser, estudio las diferentes opciones que hay en el mercado.

Ya sé que el puesto número uno de recomendaciones de este artículo, por lo menos por mis alrededores, es la Mclaren. Son estas y los Bugaboos los que pueblan las calles de mi ciudad, mires donde mires, encontrarás una de las dos opciones. Pero de la misma manera que me resistí a unirme al rebaño cuando compramos el cochecito, me resisto de nuevo a dar por hecho que la Mclaren es la única opción. ¡Ojo!, que no digo que no sea la mejor, tal como está su ranking de ventas por algo será, pero digo yo que habrá otras igual de buenas ¿o no?. Pues en esas estamos, preparando la tesis donde hallaré la respuesta a esta pregunta.

De momento, me ha marcado unos criterios claros: para el Miniser que sea cómoda, que se pueda tumbar o casi hacerlo  y saludable (que no le tenga que forzar posturas tipo Quasimodo), para nosotros que tenga poco peso (para peso grande me quedo con la silla actual), ocupe poco espacio al plegarse y garantice durabilidad, que ya se sabe que los veranos son muy ajetreados.

Así que entre las opciones que he empezado a barajar, tenemos:

sillita-inglesina-trip-zuccaInglesina Trip Stroller Rain Zucca, con 6.5 kg, 4 de reclinado, de aluminio y con sistema antidesplegado, entre otras cosas.

Nanuq de Jane, la mas compacta del mercado con 5 posiciones de reclinado y nuevo ángulo ergonómico y estable (esto ni idea aún de lo que quieren decir, ¿es que en el resto de las posiciones la silla se desergonomiza?), tapizado desmontable y lavable, importante para evitar que nos coma la mierdilla por no poder lavarla.

Cybex Topaz, me gusta mucho por sus prestaciones  pero pesa más de 7 kilos, lo miso que la que tengo ahora, y plegadas vienen a ocupar los mismo, asi que los pros quedan bastante eclipsados por esto.

shoppingEasy Walker, esta marca en sí, que no conocía, me ha llamado bastante la atención, tiene varias opciones, una de ellas creo que pesa alrededor de los 7, maaaalo, pero se pliega y despliega con una sola mano, bueeeeno. Se reclina a 180º, cosa buena porque el Miniser es algo marmotilla y se duerme en cualquier sarao, así que es otro punto a su favor. Habrá que revisar toda la gama porque de todos los modelos seguro que alguno me encaja.

Ayyyy, que dilema, seguiré estudiando el caso antes de darle opciones al Manfriend, que se me lía y luego me hace dudar más.

Y tú ¿cual me recomiendas?

Termos

He estado haciendo limpieza de la infraestructura alimentaria del Miniser. Apartando chupetes viejos, biberones que se han quedado pequeños, tetinas rechupeteadas y cucharas blanditas que ya sólo usa como armas de defensa contra sus rojas encías. De todo este arsenal, lo que ha quedado en el armario junto biberones tamaño XXXL y dosificadores de leche apilables, son los termos. ¡Benditos termos!.

Cuando el Miniser comenzó con los purés, una de las primeras cosas que pensé fue en cómo llevar la comida fuera de casa. Hasta entonces lo había tenido fácil, con las cantimploras incorporadas en su punto óptimo de cocción, pero ¿a partir de ahora?. Esta pregunta puede parecer algo frívola o absurda, pero en nuestro caso, que salir de casa cada día es el segundo mandamiento de nuestra religión, quería tener este asunto concretado. Ya sé que la respuesta es sencilla: comprar un termo o papillero y listo, ¿pero cual?. Quería uno que de verdad fuera eficaz al mantener el calor, que conservara la comida como si estuviera en las brasas del infierno, que para enfriarse a tiempo estamos. Así que como en otras ocasiones, consulté a mi personal baby shopper, mi amiga B. que tiene dos niñas y mucho sentido práctico. Ella me recomendó comprar un termo normal, de los que compraría para un adulto, nada de un aparatoso y monísimo papillero infantil que puede que funcione, pero puede que no. Me recomendó una marca y un formato, ella ya lo había usado con LaPrimera y tras dejar de usarlo con LaSegunda aún seguía intacto. Así que monté al Miniser en el carrito y ále, a comprar el termo se ha dicho.

De camino a la tienda que tenía en mente, entré en alguna de productos infantiles. No lo pude evitar. Pregunté por el termo y me enseñaron varios modelos de varias marcas, carisísimos, monísimos y algunos, cutrísimos, todo hay que decirlo. Llegué al destino marcado y pregunté por el termo aconsejado: –“No existe”, me dijeron. –Sí si, porque una amiga mía le tiene. –Pues no creo, porque no existe. Pero te puedo ofrecer esto… Y me enseñó otros termos parecidos al que pedía, entre ellos uno de otra marca que se me hacía familiar. Dudé, no me quedé con ninguno y me despedí.

Al salir, llamé a mi amiga B. y la comenté lo ocurrido. -¡Ah, pues ahora que lo dices igual si que el mío era Laken y no la marca que te había dicho!. -Ayyyy, ¡la madre que te pá!. Ya me iba a dar la vuelta para regresar, entre dudando si decir la verdad a la señora de la tienda o mentir diciendo que me había convencido con el ofrecimiento, cuando casualmente (al ir por otra calle para echar un vistazo a una zapatería) me encontré con otra tienda parecida, y los ví. Eran los mismo termos, los Laken, pero mejorados.

Termos LakenEntré y pregunté a la dependienta por ellos, por esos termos Laken. Me explicó que se trata de una empresa española, que fabrica en España. Que es estos termos son de acero inoxidable, tanto por dentro como por fuera. Que no suda cuando metes comida caliente. Que son libres de Bisfenol, cosa importante para los pequeños, porque si tu comes bisfenol… bueno no es, pero que lo coman tus niños ¡eso sí que no!. Me dió una descripción maravillosa sobre las características de los termos, pero me daba igual, no escuchaba sus alabanzas hacia esa marca porque mis oídos se habían ido con mis ojos a enamorarse de las fundas de neopreno que llevaban tan molonas, ¡no sabía cual quedarme!. En la primera tienda, la que nos sacó del error, tenían los termos sin más, pero aquí, tenían la colección infantil: era el mismo termo pero con estas fundas que te comento, a cada cual mas bonita y divertida. (pincha aquí e investiga para ver la colección completa) Al final me decidí y me llevé el “kit total pa´salir de casa”, termo para sólidos de 0.30 litros, que ya da para un buen platazo de puré, y el de líquidos de 0.50 l.

Y estoy encantada. Se nota la calidad, la resistencia. Todas las semanas les usamos al menos dos o tres veces cuando nos vamos a disfrutar por ahí sin prisa, y siguen como nuevos. Da igual que hayamos salido de casa hace cuatro horas que cuando al Miniser le toca comer, la comida sigue igual que recién calentada, a veces incluso tenemos que esperar a que enfríe en el plato improvisado que nos montamos con la propia tapa (viene genial para esto). Así que os recomiendo plenamente seguir el consejo de B. y comprar directamente un termo termo, de los de toda la vida. Puede que los específicos infantiles funcionen igual de bien, pero la ventaja de estos es que cuando los churumbeles tengan edad para acampadas y escapadas, pueden seguir usándolos sin tener que oírles decir “Jooooo mamá, no quiero llevar este que es de niño pequeñooooo”. 

¡¡Feliz fin de semana!!

Un café con… Pinticienta

Hoy inauguramos nueva sección. Como indica el título, a partir de ahora cada semana me tomaré un café con alguien interesante, fascinante, con algo que aportar a nuestros pequeños, a nuestros corazones, a nuestras almas o a nuestra sonrisa. Y a tí te lo contaré aquí cada jueves.

Mi primer café ha sido con una creadora de ensueño y de sueños, una diseñadora de detalles cuidados. Inaugura esta sección PINTICIENTA. Pinticienta es un mundo de creaciones personalizadas, de sellos e ilustraciones que plasman lo que tu imaginación soñaba. Estela, que así se llama su alma matter, transmite vitalidad y optimismo, una dulzura alegre que queda reflejada en su obra. ¿Cómo surge Pinticienta? Pues surge del buen gusto por las cosas artesanales. Quédate a conocer su mundo de cuento…

Pintisello

Pintisello

Todo empieza en Surmavisión, la empresa de fotografía y diseño gráfico de la que es socia mi compañera de café. Ella es la parte del diseño y su socio un intrépido fotógrafo que sabe captar la esencia de lo que siente. Aunque a ella su trabajo la apasiona, hay algo a lo que no se puede resistir, a tallar a mano delicados sellos para hacer ex-libris. Y así comienza, a tallar con mimo y una gubia personales y únicos sellos para satisfacción de los amantes de los libros, de los apasionados detallistas, enamorados de lo artesano. Auténticas joyas empaquetadas en coquetas cajas, donde la marca de la casa queda patente en cada pliegue de papel. El tiempo pasa y su arte es más solicitado, muchos quieren tener su propia marca registrada, pero siempre realizada con ese aire mágico de Pinticienta. Así que ella comienza a ampliarse, como artista y emprendedora, dando opción a todos los bolsillos a llevarse un Pintisello acorde a su gusto, su edad, su vocación… Puede hacerte un sello personalizado con tu nombre, el logo que sueñas pero no sabes describir, incluso con tu propio retrato. Como siempre, el packaging es alegre y cuidado, para que desde la primera ojeada al embalaje sientas la seguridad de que tienes en las manos algo artesanal.

Arte y mimo

Arte y mimo

Pero los sellos no son sólo algo serio que hay que cuidar. Todo debe ser divertido, y Pinticienta lo sabe. Por eso, saca todo el provecho al color y a la imaginación en los talleres que imparte para niños. Espacios donde manipular el color, siempre con tintas libres de cloro, tiempos donde los más pequeños aprenden a estampar, a combinar ideas y colores, a expresar sus inquietudes artísticas con grandes estampaciones lavables y reutilizables para que la diversión no tenga fin.

Pinticienta es Pintisellos, y mucho más. Pintisella es ilusión, diversión e imaginación. Todo lo que imagines puedes empaquetarlo en la maleta y llevarlo a este mundo singular.  Una familia pidió una tarjeta de visita distinta, que reflejara su originalidad, y en este mundo encontraron la presentación perfecta de ellos mismos. Hay quienes viajaron allí para encontrar regalos originales, obras de arte diferentes a las que están en los museos y a la vez, más entrañables. Imagino la emoción que sentiría el afortunado al recibir estas láminas y verse convertido en personaje de cuento con su historia plasmada con cariño.

En este país de sueños, todo lo que imagines se puede ilustrar. Convierte a tu hijx en una ilustración a color, deja volar su imaginación al verse identificado con un sueño que ha sido plasmado en pape, en vinilo para decorar su habitación y que le acompañe en sus juegos, en un recuerdo que todos puedan disfrutar al regalarles originalidad en las invitaciones de bautizo, de comunión,o ¿por qué no, de tu propia boda? Regala ternura y marca la diferencia con la historia que quieras contar, con el skyline de una ciudad que hasta ahora sólo era posible en tu corazón. comunion1.pinticienta  

Acude a Pinticienta, e ilustra tus sueños.

Pincha aquí para viajar a su mundo y síguela en Facebook en este lado.

papelería Cris 3letreros kyke copiasello boda 3 pinticienta

Historia de dos ciudades