Archivos

Equipaje playero

A estas alturas del año, en otras épocas de mi vida ya estaría con la piel tostada y bastantes horas de playa a mis espaldas. Pero como las circunstancias cambian, me he plantado en 17 de junio y ha sido ayer el primer día en el que nuestros pies han pisado la arena este año para disfrutar de una jornada de sol y mar. Y como los cambios no vienen solos, también he visto modificado el equipaje con el que he de cargar para disfrutar de un día de carreras por la orilla, porque lo de tumbarse al sol ya queda en el baúl de recuerdos del pasado.

Mi kit playero es muy básico, soy de las de toalla, bote de crema y ganas de sol, pero aquí el Miniser que este año se estrena como playero consciente y activo necesita más infraestructura, así que aquí te cuento cual ha sido el pack básico con el que le hemos surtido:

  • 20140617-093622.jpgPoncho. Más cómodo que una toalla ya que cuando salen del agua se le pones y pueden moverse con libertad sin riesgo de quedarse fríos. Le he cogido tamaño bebe para que pueda caminar bien sin pisarlo.
  • Manguitos. Me gustaban unos con cinturón que hay en Decathlon pero son a partir de 15 kg en adelante, y aquí al tirillas con sus escasos once kilámenes se le escapaban las carnes. Además no creo que les use mucho en el mar, ya que el Cantábrico no es para que un bebe de quince meses haga muchas prácticas de nado. Los hemos cogido para la piscina de los P´abuelos (abuelos Paternos, los Maternos como bien deducirás son los M´abuelos, todo sea por ahorrar teclas) sobe todo, por aquello de ver como se suelta él solo viéndose flotar. Y total, por el precio que tenían, dos euros con algo la inversión no nos saca de pobres y ya los tenemos para futuros años.
  • Camiseta con filtro UV. Me veo todo el verano sentada en la orilla remojada hasta la barriga y con la espalda achicharrada, así que para esas tardes en las que ya estemos hartos de sol viene bien este tipo de prendas que nos protejan un poco la piel. Pensándolo bien, no se como no he cogido una para mi. Aunque claro, casi prefiero enseñar chichas en bikini que parecer el muñeco de cierta marca de neumáticos remarcando dobleces en la camiseta.
  • Chanclas. En realidad el modelo que ves en la foto son calzado de travesía, no chanclas de baño como tal, pero me parecieron una opción fresquita  y cómoda para el uso diario además de para ir a la playa. Fáciles de sacudir la arena y sobre todo, mejor calzado que las típicas de espuma o goma que se suponen son para la playa en si.

 

 

La tortuga ya estaba en casa, pero me pareció acorde ;)

La tortuga ya estaba en casa, pero me pareció acorde 😉

Si te estás preguntando dónde está el bañador del pequeñín, te diré que no le hemos comprado ninguno porque tenemos uno prestado aunque poco creo que lo use, ya que como mejor están es en pelotillas. Sí, puede que haya algún accidente, pero con lo que le cuesta y los horarios que tiene no creo que nos coja desprevenidos. Y si es así, ya nos pañaremos. A esto, súmale el consabido cubo con su rastrillo y pala, crema de protección total específica para niños, a prueba de agua por lo del remojo constante y la bolsa de la merienda bien surtida de fruta y agua para ese gusanillo que entra en la playa, que oye, no sé porqué, pero a mí por lo menos me da un hambre ¡que no veas!.

Como ves, no soy de las que cargan con bolsas y bolsas de cosas, todo lo que te he mencionado me entra en una mochila, que a pesar de la edad y de lo chic que resultan los capazos y diversas bolsas de playa, sigo siendo de la antigua usanza, voy con mi mochila a los hombros cual quinceañera, cosa que ayer, teniendo que llevar de la mano al Miniser he redescubierto la comodidad de las dos asas.

Y tú ¿que set veraniego le has organizado a tu retoño?

**P.D. Sí, todo lo de las fotos es de Decathlon, pero este no es post patrocinado por ellos. Tan sólo ha sido casualidad que todo lo que necesitábamos lo tuvieran a buen precio.

Trona portátil

Regresamos a la rutina. Atrás quedaron los días de puente, de desconexión y de reencuentros maravillosos. Y aunque esta entrada la tenía pendiente desde la escapada de Semana Santa, ahora la escribo con más motivo, porque en esta visita a Zaragoza he terminado de confirmar que me hicieron uno de los regalos más útiles que  se puede hacer a un bebé: una trona portátil.

hoppop-original-bolso-trona-red-devilEn concreto, la que a mí me regalaron fue esta, de Hoppop. Y para nosotros, que hemos resultado ser unos padre nómadas que cada fin de semana salimos de casa sin hora fija de vuelta, nos viene estupendamente. Las dimensiones de la trona son como un bolso maternal de tamaño mediano, y la puedes usar además como tal, como un bolso porque no sólo sirve para sentar el pequeñín, sino para transportar la comida, los pañales, la bebida… Si me apuras, cualquier día el renacuajo coge su trona portátil ¡y se me emancipa!. Tiene una cavidad rígida, que sirve como base del asiento y como despensa. En ella me entra el termo de sólidos, la fruta, baberos, pañales, toallitas y además, incluye un bolsillo de rejilla para que los cubiertos no se pierdan. En los exteriores hay dos bolsillos laterales, uno normal y otro isotermo, bueno, con protector de aluminio para conservar algo mejor las bebidas frías o los yogures.

Juego de tronas ;)

Juego de tronas 😉

Pero claro, que estoy yo exponiendo las maravillas de la trona como almacén pero vamos a lo importante, a su uso concreto, aquello para lo que fue diseñada. Llegas a cualquier sitio, un bar, una terraza, la casa de tu cuñado, y no hay sitio para colocar el carrito junto a la mesa, y si lo hay, es un engorro. Bien porque la silla ocupa mucho, el niño está muy bajo, se aburre o quiere participar en la conversación..¡no hay problema! Sacas la trona portátil, la enganchas a una silla cualquiera y ya puede sumarse un comensal más a la comida y la sobremesa. El sistema de anclajes es sencillo, sujetándose a la silla en dos puntos (al respaldo y al asiento) y luego, se le abrocha un tercer anclaje a modo de cinturón al pequeño usuario.

Para nosotros ha sido muy útil como te decía cada fin de semana que salimos a comer o cenar, porque no tienes que estar preguntando si donde vas disponen de trona. Pero si además sales de viaje, es perfecta para facilitarte la vida de turista. La usamos de bolsa para meter lo necesario, colgada del carrito o de nuestro hombro y cuando nos apetece parar a comer, sólo tenemos que pedir mesa para X contando que el Miniser va a ocupar una silla, aunque como es un señorito, la comida se la trae de casa. De esta manera además, en mi opinión los niños se sienten más independientes, más autónomos, al verse como uno más participando en la comida, a la misma altura que todos, aunque eso sí, cubiertos, vasos y demás vajilla susceptible de caerse mejor algo alejada de su territorio en la mesa.

Este inventazo tiene un límite, como todo, que aguanta hasta los 15 kilos, así que dentro de tres kilazos nos despediremos de ella. ¡Ay!, que despiste tengo, demasiada desconexión, y es que todo este post, viene a cuento de que entramos en la época de BBC, Bodas, Bautizos y Comuniones, y quería recomendarte este artilugio como estupendo regalo para posibles bautizos a los que estés invitado. Seguro que los padres, aunque al recibirla pongan una cara un tanto extraña, con el tiempo te lo agradecerán.

Sillas de paseo (vol. 2)

A primeros de este mes de abril, escribí este post en el que sopesaba candidatas para elegir silla de paseo, o silla de segunda edad, como suelen decir los expertos. Tras un estudio intensivo realizado por la University of  Masachussettes (es mentira, pero parece que todo lo estudiado por universidades americanas tiene más validez), bien, ahora en serio, tras un repaso importante a las webs, foros, blogs y comentarios en vivo sobre las opciones que valoraba, al final nos hemos decantado por una. Este pasado sábado en cuestión, fuimos a la que para mí, sin lugar a dudas, es la mejor tienda de puericultura de mi provincia y nos vinimos con la silla nueva a casa. Eso sí, tras un duro debate interno, con otras parejas que se vieron en la misma situación y con nuestras conciencias sobre si estábamos eligiendo bien. Y el motivo fue que aunque llevábamos las ideas bien claras, allí, la profesionalidad y consejos de Laura, nos hicieron dudar durante ¡dos horas!. Sí, has leido bien. Tardamos dos horas en elegir silla de paseo, que vale, indecisos somos un poco, pero te puedo jurar que tardamos mucho menos en elegir el piso donde vivimos.

Llegamos a La Tienda del Peque (en Castro Urdiales o Sámano) que así se llama la tienda estrella del mercado infantil cántabro justo a las cinco de la tarde, cuando estaban abriendo sus puertas. La tienda en sí es una maravilla de elección, porque no hay producto o marca que no encuentres, además de saber que tienes un consejo profesional y honesto asegurado por parte de cualquiera que te atienda allí, pero bueno, de esto ya hablaré más en profundidad en otro post que necesita tiempo y dedicación y ahora me desvío del tema. Pasamos a la sección de sillas de paseo y empezamos a ojear por nuestra cuenta. Pero al rato nos dimos cuenta que mejor que nos asesoraran. Explicamos nuestras necesidades: que pliegue fácil, pese poco, ocupe poco, sea cómoda paa el Miniser y resistente. Con estas premisas nos ofrecieron varias opciones: Maclaren (que ya sabes que la tenía descartada), Cybex Topaz (que sí estaba en la lista) y Citi Mini de Baby Jogger. Esta última no la teníamos ni valorada, y así de primeras, la vimos demasiado grande para lo que buscábamos, nos dijimos eso de para coger esta, nos quedamos con la que tenemos. Pedimos además que nos enseñaran la Easy Walker que me había entrado a mí por el ojo, y empezamos a valorar.

Opción 1: Citi Mini de Baby Jogger

Opción 1: Citi Mini de Baby Jogger

La Cybex, tanto la Onix como la Topaz, nos gustaba, sobre todo su capota extensible y enorme, pero su peso…nos echaba para atrás, comparada con las otras pesaba la que más, y claro, lo que buscábamos era ligereza para cambiar el tanque y no vernos este verano sudando la gota gorda arrastrando la silla actual por la playa o terrenos varios que transitemos. Además, contando que el Miniser cada vez quiere menos silla, menos porteo y más independecia para esas piernitas que cualquier día se arrancan a correr sin apoyo alguno, lo que buscábamos era un transporte cómodo, compacto y ligero para cargar con él en momentos de necesidad sin tener que sacrificar los riñones. Y los arneses no tenían opción de sujetar sólo con los de cadera, hay que usarlos enteros, todo el tirante, cosa poco agradable para el marujilla que tenemos en casa que le encanta ir bien pinado y sin nada que sujete sus animado brazos. Así que sintiéndolo mucho, Cybex, estás expulsada de nuestra compra. Seguimos con el amor a primera vista, la Easy Walker. Como la mayoría de famosetas que pululan por la tele, en persona perdía mucho, se le veía algo más enclenque, inconsistente, y con el respaldo demasiado corto. Vamos, que no la daba mucho futuro más allá de septiembre, más que nada porque la cabeza del Miniser ya casi no podía reposarse  sin sobresalir de la loneta. Una menos. Preguntamos que diferencia había entre los distintos tipos de Maclaren y nos vinieron a explicar que la Quest, la más barata, es la misma silla que el modelo siguiente, el Techno XT, sólo que la primera, que es más barata, tiene las ruedas más pequeñas, lo que supone algo menos de estabilidad si la usas por terrenos menos firmes. El modelo más caro (el XLR, creo) ni nos lo planteamos, porque la idea no era gastarse una pasada de dinero así que empezamos a sopesar los dos modelos que teníamos frente a nosotros. La Citi Mini de Baby Jogger nos había impactado con su plegado de libro, lo que significa mayor comodidad para el niño pero nos seguía pareciendo demasiado grande para lo que buscábamos. Pedimos tiempo de reflexión, como el día antes de elecciones y empezamos a decidir, o eso creíamos. La tienda empezó a llenarse de gente, de parejas que venían buscando sillas de paseo entre otras que venían buscando diferentes artículos, y nos quedamos pensando en nuestras opciones a la vez que observábamos lo que valoraban otras personas, que contras y pros encontraban a cada silla, las explicaciones que recibían a sus preguntas. Con todo esto y el Miniser encantado en el parque de bolas que hay en el interior de la tienda, nuestro círculo se cerraba cada vez más entre Maclaren (sí, Maclaren, ya sé que no quería pero…) y Citi Mini. Ganaba por ventaja Maclaren, …hasta que llegó Laura.

Opción 2: Maclaren Quest

Opción 2: Maclaren Quest

Laura es amiga, madre de dos niños por lo que su opinión no sólo es como profesional, es además parte propietaria de la tienda, y una persona sincera y honrada que no intenta vender lo que uno no necesita sino lo que realmente le va a satisfacer. Así que empezó a explicarnos las ventajas de unas y otras sillas, y la verdad que su razonamiento para cambiarnos el chip de que una silla de paseo no ha de ser tipo paraguas era de lo más real. Ibamos con la idea que una silla de este tipo, de las que compramos o nos prestan cuando el bebe ya se hace mayor y comienza a andar, tiene que ser tipo paraguas, que se pliega como un bastón y aunque sea endeble no pasa nada porque su uso es limitado. Pero ella nos abrió los ojos, explicándonos que es cierto que se busca ligereza a medida que el niño/niña pesa más, pero no por ello hemos de renunciar entre otras cosas a comodidad de manejo, por ejemplo, ya que una silla más estable, de cierre tipo libro, con manillar de barra en vez de dos cuernos, se maneja mejor y es más consistente y duradera. Mientras nos explicaba a nosotros y a quienes iban llegando, las ventajas e inconvenientes de las sillas por las que preguntábamos los presentes, me fijé en que la Inglesina Trip Stroller (con un puesto en la lista anterior) no me gustaba estéticamente, además de que una mamá allí presente le comentó a otra que a ella le había dado mal resultado (auqnue ya se sabe que la experiencia de cada uno es muy subjetiva) y nunca estaba entre las que ofertaban desde la tienda a no ser que preguntasen por ella directamente. Y por la Nanuq de Jané, nadie preguntó ni nadie la recomendó, además de que sinceramente, me olvidé de ella y de todas al ver la Citi Mini. Como comprar en esta tienda es un placer, no hubo problema a la hora de probar in situ como pliegan, despliegan y cómo entran en el maletero cada una de las sillas que valorábamos. La Maclaren Techno XT no entraba a lo largo, al ser unos centímetros más larga de chásis que la Quest. La Citi Mini ocupaba menos que una maleta  si la quitábamos las ruedas quedando extraplana. Volvimos al interior, el Miniser seguía perdido en una orgía de colores en forma de bolas voladoras. Dejamos libre a Laura para que siguiera atendiendo a quien la requería, y empezamos a concretar: Maclaren Quest, que total no vamos a ir por el monte con la silla y las ruedas tampoco lo notaremos tanto en ciudad, o Citi Mini, que nos gusta todo de ella menos el no haberla conocido antes, porque si no te lo he contado, auqnue por su comodidad se vende como silla de segunda edad, en realidad es una silla de primera edad, con adaptadores para anclar un capazo y poder usarla desde el nacimiento. ¡Si lo llegamos a saber!.

Y así, entre dudas e indecisiones, propias y compartidas con otra pareja que se encontraba en nuestra situación, llegamos a la siguiente conclusión: nos llevamos la que tengan en almacén y punto. Meeeec, error, tenían las dos. Había que buscar otro cara y cruz. Revisamos, manipulamos y dimos con el motivo que nos hizo decidirnos: la reclinación. Ambas se reclinaban totalmente, incluso la Citi Mini tiene un sistema en el que tú decides el punto exacto de reclinación, pero en cambio, en el punto máximo de verticalidad, de ir lo más incorporado posible ganaba la Maclaren, y como te he dicho antes, Miniser quiere ir como un vigía en el mástil, sin perder detalle. Así que con un ¡zas, en toda la boca!, me llevé para casa la Maclaren Quest, eso sí, convencida de ello y no porque esté de moda. Quien no se consuela…

 

 

Sillas de paseo

He empezado una nueva tesis doctoral, porque eso es lo que parece que hay que hacer cada vez que quieres comprar un artículo de puericultura para los niños. Necesitas algo, léase un cochecito, una bañera, un elemento para portear, un simple chupete, y cuando llegas a la tienda en cuestión y amablemente preguntas Buenos días, ¿tienen xxxx cosa?, te puedes encontrar con dos opciones:

1. que la persona que te atiende no tiene ni idea y te empaqueta lo primero que tiene sin darte explicaciones

2. que la persona que te atiende sabe bien lo que hace en su trabajo y te empieza a bombardear a preguntas. Comienza con un suave “tenemos varios modelos. ¿qué necesitas en concreto?” y seguidamente te bombardea con preguntas que cuando eres primerizo y son tus primeras adquisiciones te suenan a esperanto  ¿plegado paraguas o libro?, ¿ergonómico o no es necesario?, ¿fisiológico o anatómico?…

Mama buscandoY tú, con cara de pez, casi prefieres la primera opción, la de haberte encontrado con alguien que por desconocimiento de su profesión o por vagancia plena te hubiera vendido lo que más a mano tuviera. Es entonces cuando no sabes que elegir, regresas a casa y empiezas a investigar sobre calidades, tipos de diseños, precios, valoraciones, opiniones varias y te haces un experto en la materia. Así que ahora me encuentro en ese punto, en el que tras sopesar la posibilidad de hacerme con una silla de paseo ligera para el Miniser, estudio las diferentes opciones que hay en el mercado.

Ya sé que el puesto número uno de recomendaciones de este artículo, por lo menos por mis alrededores, es la Mclaren. Son estas y los Bugaboos los que pueblan las calles de mi ciudad, mires donde mires, encontrarás una de las dos opciones. Pero de la misma manera que me resistí a unirme al rebaño cuando compramos el cochecito, me resisto de nuevo a dar por hecho que la Mclaren es la única opción. ¡Ojo!, que no digo que no sea la mejor, tal como está su ranking de ventas por algo será, pero digo yo que habrá otras igual de buenas ¿o no?. Pues en esas estamos, preparando la tesis donde hallaré la respuesta a esta pregunta.

De momento, me ha marcado unos criterios claros: para el Miniser que sea cómoda, que se pueda tumbar o casi hacerlo  y saludable (que no le tenga que forzar posturas tipo Quasimodo), para nosotros que tenga poco peso (para peso grande me quedo con la silla actual), ocupe poco espacio al plegarse y garantice durabilidad, que ya se sabe que los veranos son muy ajetreados.

Así que entre las opciones que he empezado a barajar, tenemos:

sillita-inglesina-trip-zuccaInglesina Trip Stroller Rain Zucca, con 6.5 kg, 4 de reclinado, de aluminio y con sistema antidesplegado, entre otras cosas.

Nanuq de Jane, la mas compacta del mercado con 5 posiciones de reclinado y nuevo ángulo ergonómico y estable (esto ni idea aún de lo que quieren decir, ¿es que en el resto de las posiciones la silla se desergonomiza?), tapizado desmontable y lavable, importante para evitar que nos coma la mierdilla por no poder lavarla.

Cybex Topaz, me gusta mucho por sus prestaciones  pero pesa más de 7 kilos, lo miso que la que tengo ahora, y plegadas vienen a ocupar los mismo, asi que los pros quedan bastante eclipsados por esto.

shoppingEasy Walker, esta marca en sí, que no conocía, me ha llamado bastante la atención, tiene varias opciones, una de ellas creo que pesa alrededor de los 7, maaaalo, pero se pliega y despliega con una sola mano, bueeeeno. Se reclina a 180º, cosa buena porque el Miniser es algo marmotilla y se duerme en cualquier sarao, así que es otro punto a su favor. Habrá que revisar toda la gama porque de todos los modelos seguro que alguno me encaja.

Ayyyy, que dilema, seguiré estudiando el caso antes de darle opciones al Manfriend, que se me lía y luego me hace dudar más.

Y tú ¿cual me recomiendas?

Bici para principiantes

Sobrevolando los tableros de Pinterest, hace unas cuantas noches ví una bici que me llamó la atención porque me recordó a Mickey Mouse. En un primer momento, en el primer vistazo, pensé que era de la factoría Disney y representaba al simpático ratón, pero al ampliar la foto ví que estaba equivocada.

Bici desde los 10 a los 24 meses

Bici desde los 10 a los 24 meses

Se trataba de la Running Bike Orion, y fijándome más pude darme cuenta de una detalle un tanto extraño para tratarse de una bici: no tenía pedales. Menos mal que no soy un gato porque sino la curiosidad hubiera acabado conmigo hace mucho tiempo, así que valiéndome de ella (de la curiosidad, digo) me puse a investigar sobre este artefacto que como si un canto de sirena llamase mi atención. Investigué y buceé para conseguir más información, y como el busca halla, yo hallé, y más de lo que esperaba encontrar.

Llegué a una tienda online distribuidora de la bici en cuestión, Petitbubu. Leí ávida los datos de la bici que había llamado de tal manera mi atención, y pude enterarme así que se trata de una bici ideada para que la puedan usar niños desde los 10 meses. ¡Por eso no tiene pedales!, es más que probable que con diez meses un retoño no sepa andar aún, aunque les hay muy espabiladillos,  pero el truco está en que los pequeños pueden avanzar y cambiar de dirección con el balanceo de su cuerpo, y a partir de los diez meses, balancearse se balancean, ¡y de qué manera!. Desde el asiento hasta el suelo hay 27 cm, así que casi seguro que cualquier niño a partir de esa edad hace pie de la que está sentado. Pero si te parece que diez meses es muy pronto tienes tiempo para usarla, ya que está recomendada desde esa edad hasta los dos años, o 20 kg, lo que llegue antes, como en las revisiones de los coches.El chásis es de aluminio por lo que la resistencia a prueba de brutotes o golpes varios está asegurada y es ligera, poco más de dos kilos y medio, así que su transporte de un sitio a otro no nos dejará con los riñones hechos puré. ¿te ha gustado esta bici innovadora? Pues la tienes en cinco colores, azul, verde, rosa, lila y rojo, seguro que alguno te gusta para tu pequeño tesoro.

¿A que es monísimo?

¿A que es monísimo?

Me ha parecido un producto original y novedoso, ideal para iniciar a los más pequeños en el deporte ciclista, no para que lleguen a ser otro Contador, pero por lo menos, para que tengan otro estímulo más con el que relacionar causa-efecto (si me blanceo esto avanza). Original y novedoso como otros productos que te ofrece esta divertida tienda online, ideada y gestionada por una madre que buscaba artículos distintos para sus hijos y decidió enseñar al mundo sus hallazgos para hacerlos más accesibles. Petitbubu es una completa tienda de puericultura y juguetes, donde puedes encontrar desde utensilios para la alimentación o la higiene, el sueño, muñecos poco convencionales y hasta ropita o gadgets para la decoración de las habitaciones infantiles. Todo un catálogo diferente a lo habitual a golpe de click. Con la ventaja de que los gastos de envío son gratis a poca compra que hagas y su política de devolución funciona a las mil maravillas.

¿Qué te ha parecido? ¿nos vamos de compras?

Regalo para papá

Ahora estamos muy centrados en carnaval, pero sin darnos cuenta, el Día del Padre nos está acechando. Así que por si te sirve de inspiración, te voy a hablar de una marca que puede ofrecerte algo muy especial para ese día. Te voy a hablar de Etic Etac.

Etic Etac es una tienda online, donde encontrarás un montón de objetos personalizables, pero sobre todo, podrás convertir un dibujo de tu hijx en un accesorio más que único. Es cierto que normalmente las joyas parece que están reservadas en exclusiva para regalos a mamás, pero ¿por qué no regalar a tu chico, o reglarte tú a ti mismo, una joya divertida y actual en la que se refleje el arte de tu retoño?

Me refiero a la sección dentro de esta tienda de Kids Art, donde podrás convertir ese primer garabato, ese boceto que te representa o esas líneas que aseguran ser él, en algo tan atractivo como una joya o accesorio de alta calidad.

dibujos-ninos-joyaSí que tengo de decir que para las chicas hay más opción, pero como regalo masculino, puede ser precioso un llavero, un marcapáginas para el papá lector, un colgante o una pulsera, estos últimos con cordón de cuero (la hay en negro, no sólo el azul de la foto que he puesto) para un aire más desenfadado. Las piezas son de zamak con baño de plata, y los dibujos están protegidos por resinas que garantizan su durabilidad.

Si en cambio, tu hijx no lleva el arte en las venas pero el padre tiene el alma de fotógrafo, también puedes personalizar los objetos con sus fotos de Instagram, aunque en mi opinón, esta opción la dejaría para llavero, como mucho.

Llavero personalizadoY ya que estás echando un vistazo a sus productos, te recomiendo que ojees las etiquetas con aviso de alergias e intolerancias, muy útiles para evitar posibles sustos en el cole o la guardería o las pulseras identificativas para niños, divertidas, prácticas y muy útiles a la hora de las salidas sociales y culturales de los más pequeños.

Aunque…sí, también, apunta eso que tanto te ha gustado que total, no queda tanto para el Día de la Madre…

Un café con… Pinticienta

Hoy inauguramos nueva sección. Como indica el título, a partir de ahora cada semana me tomaré un café con alguien interesante, fascinante, con algo que aportar a nuestros pequeños, a nuestros corazones, a nuestras almas o a nuestra sonrisa. Y a tí te lo contaré aquí cada jueves.

Mi primer café ha sido con una creadora de ensueño y de sueños, una diseñadora de detalles cuidados. Inaugura esta sección PINTICIENTA. Pinticienta es un mundo de creaciones personalizadas, de sellos e ilustraciones que plasman lo que tu imaginación soñaba. Estela, que así se llama su alma matter, transmite vitalidad y optimismo, una dulzura alegre que queda reflejada en su obra. ¿Cómo surge Pinticienta? Pues surge del buen gusto por las cosas artesanales. Quédate a conocer su mundo de cuento…

Pintisello

Pintisello

Todo empieza en Surmavisión, la empresa de fotografía y diseño gráfico de la que es socia mi compañera de café. Ella es la parte del diseño y su socio un intrépido fotógrafo que sabe captar la esencia de lo que siente. Aunque a ella su trabajo la apasiona, hay algo a lo que no se puede resistir, a tallar a mano delicados sellos para hacer ex-libris. Y así comienza, a tallar con mimo y una gubia personales y únicos sellos para satisfacción de los amantes de los libros, de los apasionados detallistas, enamorados de lo artesano. Auténticas joyas empaquetadas en coquetas cajas, donde la marca de la casa queda patente en cada pliegue de papel. El tiempo pasa y su arte es más solicitado, muchos quieren tener su propia marca registrada, pero siempre realizada con ese aire mágico de Pinticienta. Así que ella comienza a ampliarse, como artista y emprendedora, dando opción a todos los bolsillos a llevarse un Pintisello acorde a su gusto, su edad, su vocación… Puede hacerte un sello personalizado con tu nombre, el logo que sueñas pero no sabes describir, incluso con tu propio retrato. Como siempre, el packaging es alegre y cuidado, para que desde la primera ojeada al embalaje sientas la seguridad de que tienes en las manos algo artesanal.

Arte y mimo

Arte y mimo

Pero los sellos no son sólo algo serio que hay que cuidar. Todo debe ser divertido, y Pinticienta lo sabe. Por eso, saca todo el provecho al color y a la imaginación en los talleres que imparte para niños. Espacios donde manipular el color, siempre con tintas libres de cloro, tiempos donde los más pequeños aprenden a estampar, a combinar ideas y colores, a expresar sus inquietudes artísticas con grandes estampaciones lavables y reutilizables para que la diversión no tenga fin.

Pinticienta es Pintisellos, y mucho más. Pintisella es ilusión, diversión e imaginación. Todo lo que imagines puedes empaquetarlo en la maleta y llevarlo a este mundo singular.  Una familia pidió una tarjeta de visita distinta, que reflejara su originalidad, y en este mundo encontraron la presentación perfecta de ellos mismos. Hay quienes viajaron allí para encontrar regalos originales, obras de arte diferentes a las que están en los museos y a la vez, más entrañables. Imagino la emoción que sentiría el afortunado al recibir estas láminas y verse convertido en personaje de cuento con su historia plasmada con cariño.

En este país de sueños, todo lo que imagines se puede ilustrar. Convierte a tu hijx en una ilustración a color, deja volar su imaginación al verse identificado con un sueño que ha sido plasmado en pape, en vinilo para decorar su habitación y que le acompañe en sus juegos, en un recuerdo que todos puedan disfrutar al regalarles originalidad en las invitaciones de bautizo, de comunión,o ¿por qué no, de tu propia boda? Regala ternura y marca la diferencia con la historia que quieras contar, con el skyline de una ciudad que hasta ahora sólo era posible en tu corazón. comunion1.pinticienta  

Acude a Pinticienta, e ilustra tus sueños.

Pincha aquí para viajar a su mundo y síguela en Facebook en este lado.

papelería Cris 3letreros kyke copiasello boda 3 pinticienta

Historia de dos ciudades