Archivos

Educación vial para niños

Hace unos días me llegó un correo de la Fundación Mapfre en la que me invitaban a conocer su proyecto de educación vial para niños, en la que mediante actividades, libros, videos y juegos, entre otros recursos, ayudan en sus dos webs a que los más pequeños se formen en vialidad. He de reconocer que no conocía de la existencia de estas páginas webs ni de la amplia gama de técnicas que facilitan a las familias para aprender a enseñar normas básicas de circulación y respeto. Tras enredar en ellas, te animo a que las visites si aún no las conoces. ¿Quieres razones de peso? Allá van:

seguridad vial infantil1. Tienes multitud de libros gratuitos para descargar en pdf. En cada título, te especifica el rango de edad al que está destinado. Para que veas la alta calidad de estos cuentos, te diré que los tres últimos han sido escritos por Alfredo Gomez Cerdá, Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2009. Sus ilustraciones son dignas de mención, por la calidad de los dibujos y sus cuidados detalles.

2. Puedes practicar inglés, bien leyendo tú o dejando que tu retoño te le lea para hacer oído, ya que ofrecen muchos títulos descargables en este idioma.

3. Dispones además de fichas descargables y sí, también gratuitas, de actividades basadas en el libro que hayas elegido para realizar tras su lectura. Así, los conceptos quedarán más anclados en su conocimiento en extensión.

4. Tu miniyo no tiene excusa para no aprender normas de circulación si no le gusta leer, ya que dispones de juegos y videos para que pueda aprender de una manera dinámica y más acorde a sus gustos.

5. No está de más que nosotros también echemos un ojo a estas páginas, ya que parece que a veces, olvidamos cómo nos debemos manejar por las calles cuando vamos al volante de un vehículo.

6. Si eres profesor, o quieres enseñar a tu prole de una forma más reglada, puedes recurrir a las guías didácticas orientadas a distintas etapas educativas. Hay 4 diferentes: para infantil, primer ciclo de primaria, segundo y tercer ciclo de primaria y la última, dirigida a estudiantes de secundaria. Estas guías las puedes encontrar pinchando en cada uno de los grupos que he marcado.

silvia y su triciclo 1¿Qué te parecen estas razones?, suficientes para pasar por sus páginas ¿no?. Si no quieres perder tiempo y quieres ir directamente a buscar los recursos adaptados a la edad de tu o tus herederos, te lo voy a poner fácil. Todo está clasificado en dos webs diferenciadas en la edad a la que se dirigen. Para los más pequeños, comprendiendo de los 3 a los 5 años, tienes lapágina Los más pequeños y la seguridad vial. Si en cambio, buscas algo más acorde a niños de entre 6 y 11 años, dirígete directamente a la página de Niños y seguridad vial. Eso sí, las descargas gratuitas de los libros y actividades en pdf, sea cual sea la edad que buscas, las encontrarás en la última que te he mencionado, en la de niños de 6 a 11 años.

Y por si quieres una razón extra, te dejo un enlace donde podrás participar, o mejor, tu criatura podrá participar en un concurso donde  tras aprenderse un consejo sobre circulación a través de canciones en uno de sus vídeos, tú deberás contárselo a Mapfre y seguir las instrucciones que te dejo aquí, a través de este enlace, para así optar al premio de un DVD de Juan “D” y Beatriz y un libro gigante de “Silvia y su Triciclo”.

¿Alguien dá mas?

Anuncios

Cocinita Miniland

 

Hace una semanas recibí un correo de la marca Miniland en el que me invitaban a probar uno de sus productos. Tras la sorpresa y alegría inicial, entré en su web para echar un vistazo a las opciones, pero son tantas las posibilidades de juego que nos ofrece esta marca que no sabía por cual decantarme así que les pedí opinión, ya que nadie mejor que ellos para asesorarme sobre los juegos más adecuados a la edad del Miniser. Me pasaron varias opciones, volví de nuevo a navegar por su casa para verlas bien y de pronto, lo vi, el juguete ideal para mi pequeño Arzak: una cocinita.

Y es que las cazuelas nos traen locos a todos, a él por lo que le fascinan, a nosotros por el jaleo constante de tener la batería desperdigada por el suelo de la cocina, al vecino por el concierto que el pobre sufre cada día cuando las tapas y cazos chocan contra el suelo, a las abuelas, tías y demás familia porque ahora tienen que mostrar la cocción de sus guisos a la atenta y critica mirada de este gastrónomo de 80 cm. En fin, que como el mundo culinario le apasiona esa fue la opción que tomamos, y desde Miniland, amablemente, nos dijeron que era una elección muy buena.

A los escasos días de esta conversación con la empresa, ya teníamos la cocinita en casa para disfrute del personal. Y ahora, tras varios días de uso a fondo de esos fogones, me veo ya capacitada para hacer un post objetivo sobre este juguete.
Cocinita MinilandLo primero que me llamo la atención fue el tamaño de la cocina. Yo me la esperaba más grande, por lo que en un primer momento me decepcionó un poco ver que se trataba de una réplica de cocina versión mini. Pero pronto el tamaño quedo en un segundo plano y la cocina empezó a asombrarme. No la falta detalle, todos los elementos recrean sonidos reales. El grifo suena a agua corriente, la lavadora emula un programa corto en el que ves girar la colada, la batidora agita bolitas de colores en su interior, la vitro se enciende y simula el sonido de la cocción y el horno, nos avisa de que el asado está en su punto con una melodía animosa que ya quisiera yo para cuando usó el mío real. En cuanto a accesorios, viene bien equipado para sus dimensiones: un cacillo, cazuela con tapa, sartén con huevo y bacon y juego de sal y pimienta. Es de material resistente, lo puedo asegurar, porque el Miniser, que aún es algo pequeño para el juego simbólico puro y duro, manipula con demasiado énfasis las piezas, llegando incluso a jugar a lanzamiento de cocina desde la trona y puedo asegurar que ni un arañazo oye, así que la calidad en cuanto a durabilidad es muy buena.
Como te decía, con apenas 14 meses no juega con ella imaginando que esta cocinando (creo), la manipula, explora sus opciones, trastea, y si te pones a jugar con él a hacer comiditas sí se mete más en el papel, pero de cualquiera de las maneras en que la use le entretiene muchísimo. Tanto, que ya no se acuerda de abrir el cajón de las cazuelas reales porque con su cocina particular tiene suficiente.
Pasado este tiempo, he cambiado de opinión sobre el tamaño, y es que a día de hoy, me parece el tamaño ideal. Claro que las cocinas grandes tienen más artilugios y les permite jugar de pie, admitiendo más movimientos, pero a favor del tamaño reducido de esta es que puedes transportarla a cualquier lugar, y viendo como disfruta jugando con ella, no cuesta meterla en una bolsa y llevarla al parque , a casa de una visita o donde haga falta, cosa que con las grandes no puedes hacer a no ser que dispongas de un monovolumen y familiares con mucha paciencia para que les invadas la casa con tus trastos.

Así que objetivamente esta es mi valoración de la cocinita de Miniland:
Estética: muy buena, me gusta la combinación de sus colores vivos y no la falta detalle.
Calidad-precio: buena. Es cierto que sí vas a comprar una cocinita por el precio de esta puedes encontrar una de tamaño mayor, aquí tendrías que valorar si prefieres poder transportarla o no. En cuanto a la calidad me parece buena porque sus materiales son resistentes, sin peligros de piezas pequeñas para los enanos y cumple las normas de seguridad de juguetes europeas.

Ahora la valoración del Miniser:
Por el tiempo que pasa jugando con ella, ¡lo mejor del mundo mundial!. Nosotros se la hemos colocado en la cocina, junto al frigorífico, y se entretiene sólo mientras cocinamos los mayores y compartimos con el nuestros ratos culinarios.

De Miniland no conocía su línea de juguetes, sólo la gama de Miniland Baby  y me parecía que tenía muy buena calidad. De esta rama tengo uno de sus termómetros, estupendo, y probé una de sus cámaras de vigilancia (que no me quede con ella pero por problemas con la empresa que las vendía, ya lo explicare en otro post), y así como esta línea de la empresa me parece de muy buena calidad, ahora puedo afirmar que tras haber probado uno de sus juguetes confio en la calidad y resultados de este otra gama, la de Miniland Educational. Te aseguro que a partir de ahora, a la hora de comprar un juguete, es una marca que tendré muy en cuenta.

Y tú ¿conocías esta marca? ¿Qué opinión tienes sobre ella?

20140508-153749.jpg

Bici para principiantes

Sobrevolando los tableros de Pinterest, hace unas cuantas noches ví una bici que me llamó la atención porque me recordó a Mickey Mouse. En un primer momento, en el primer vistazo, pensé que era de la factoría Disney y representaba al simpático ratón, pero al ampliar la foto ví que estaba equivocada.

Bici desde los 10 a los 24 meses

Bici desde los 10 a los 24 meses

Se trataba de la Running Bike Orion, y fijándome más pude darme cuenta de una detalle un tanto extraño para tratarse de una bici: no tenía pedales. Menos mal que no soy un gato porque sino la curiosidad hubiera acabado conmigo hace mucho tiempo, así que valiéndome de ella (de la curiosidad, digo) me puse a investigar sobre este artefacto que como si un canto de sirena llamase mi atención. Investigué y buceé para conseguir más información, y como el busca halla, yo hallé, y más de lo que esperaba encontrar.

Llegué a una tienda online distribuidora de la bici en cuestión, Petitbubu. Leí ávida los datos de la bici que había llamado de tal manera mi atención, y pude enterarme así que se trata de una bici ideada para que la puedan usar niños desde los 10 meses. ¡Por eso no tiene pedales!, es más que probable que con diez meses un retoño no sepa andar aún, aunque les hay muy espabiladillos,  pero el truco está en que los pequeños pueden avanzar y cambiar de dirección con el balanceo de su cuerpo, y a partir de los diez meses, balancearse se balancean, ¡y de qué manera!. Desde el asiento hasta el suelo hay 27 cm, así que casi seguro que cualquier niño a partir de esa edad hace pie de la que está sentado. Pero si te parece que diez meses es muy pronto tienes tiempo para usarla, ya que está recomendada desde esa edad hasta los dos años, o 20 kg, lo que llegue antes, como en las revisiones de los coches.El chásis es de aluminio por lo que la resistencia a prueba de brutotes o golpes varios está asegurada y es ligera, poco más de dos kilos y medio, así que su transporte de un sitio a otro no nos dejará con los riñones hechos puré. ¿te ha gustado esta bici innovadora? Pues la tienes en cinco colores, azul, verde, rosa, lila y rojo, seguro que alguno te gusta para tu pequeño tesoro.

¿A que es monísimo?

¿A que es monísimo?

Me ha parecido un producto original y novedoso, ideal para iniciar a los más pequeños en el deporte ciclista, no para que lleguen a ser otro Contador, pero por lo menos, para que tengan otro estímulo más con el que relacionar causa-efecto (si me blanceo esto avanza). Original y novedoso como otros productos que te ofrece esta divertida tienda online, ideada y gestionada por una madre que buscaba artículos distintos para sus hijos y decidió enseñar al mundo sus hallazgos para hacerlos más accesibles. Petitbubu es una completa tienda de puericultura y juguetes, donde puedes encontrar desde utensilios para la alimentación o la higiene, el sueño, muñecos poco convencionales y hasta ropita o gadgets para la decoración de las habitaciones infantiles. Todo un catálogo diferente a lo habitual a golpe de click. Con la ventaja de que los gastos de envío son gratis a poca compra que hagas y su política de devolución funciona a las mil maravillas.

¿Qué te ha parecido? ¿nos vamos de compras?

Premios IBERTOY

Empecemos por el principio, que suele ser lo más recomendable. Hasta hace poco la palabra Ibertoy no me decía nada, pero ahora que hay un bichejo gateador en casa que a todo le ve su lado más lúdico (hasta a las migas que no alcanza la escoba), estoy más empapada del mundo juguetil en cuestión, más informada a través de blogs, amigxs, tiendas, webs y anuncios que antes iban directos a la papelera del correo pero que ahora leo con devoción en busca y captura del juego del año. Así que entre toda esta maraña de información me entere de que se ha creado en España la Primera feria de juguetes y de productos infantiles, un evento dedicado a este mundo donde productos, marcas, distribuidores, franquicias y todo aquel ente relacionado puede exponer sus artículos e ideas para darse a conocer o ampliar sus horizontes. 

De entre todas las actividades que se han realizado en esta feria, la cual por cierto, se celebró este pasado fin de semana, los días 14, 15 y 16 de marzo en Barcelona, una de las que más importancia ha tenido es la otorgación de los Premios Ibertoy. Unos premios cuya finalidad es elegir por un jurado cualificado cuales son, de entre todas las novedades del año, los juguetes dignos de merecer el título de Mejor Juguete del Año.

Estos premios se dividen en diferentes categorías, que son estas seis: Preescolar (de 0 a 3 años), Sociabilidad (Imitación a la vida), Construcciones Manualidades y Científicos, Juegos de Mesa y Sociedad, Juegos 3.0, y por último, aunque no menos importante, Eco Toys.

Así que si quieres presumir de tener el Mejor Juguete del Año 2014, vete rebuscando la manera de hacerte con estos afortunados que recibieron los premios en la gala creada para ellos.

sorgenfresserPremio Ibertoy al Mejor Juguete Preescolar: “Sorgenfresser”, de Devir Iberia. Son unos divertidos muñecos que acaban con las pesadillas y preocupaciones de los más pequeños. Sólo hay que escribir en un papel eso que tanto le preocupa a tu pequeñx y dárselo a comer a su Sorgenfresser a través de su boca con cremallera. ¡Listo!, problema desaparecido. Ojalá fuera tan fácil en la vida real, ¿verdad?

Premio Ibertoy al Mejor juguete de Sociabilidad: “Eduyoga”, de Eduioga. Mediante unas instrucciones sencillas y un juego entretenido, estas cartas que componen el juego permite a los niños conocer y practicar el yoga, adquiriendo además valores y bueno hábitos posturales.

elnancasteller3Premio Ibertoy al Mejor juguete de Construcciones, Manualidades y Cientifico: “El Nan Casteller”, de El Nan Casteller. Un juego de construcciones basado en los Castells humanos de tradición catalana, con el que los niños, debido a los ángulos rectos de las piezas y la estabilidad de las mismas, pueden adentrarse en las tareas de encajar y apilar para formar construcciones con el único límite de su imaginación.

Dobble asmodePremio Ibertoy al Mejor Juego de Mesa y Sociedad: “Dobble”, de Asmode Ibérica. Recomendado a partir de los seis años, este juego de cartas asegura diversión además de desarrollo de la observación, de los reflejos y velocidad. Dando la opción también de variar sus reglas con los múltiples minijuegos que contiene.

Premio Ibertoy al Mejor Juego 3.0.: esta categoría ha quedado desierta…

Premio Ibertoy al Mejor juguete Eco Toy: “Galactic Police”, de Kroom.

Clickando en el nombre de cada premiado, podrás conocer más detalles en su web

galactic police kroom

¡¡Enhorabuena a los afortunados!!

¿Hay alguno que te haya gustado especialmente?

Marioneta improvisada

Ayer, por una sucesión de recuerdos algo inconexos, vino a mi memoria un juego que me arrancó una sonrisa. Se trata de cómo, con algo tan simple como dos guantes, de pequeña pasaba la tarde con una amiga jugando y creando personajes. Así que hoy me he embarcado en la tarea de enseñarte (o por lo menos intentarlo) de qué manera creábamos  en menos de un minuto una marioneta improvisada.

Desde ahora pido perdón por el video. Es la primera vez que hago algo parecido. He tenido que hacer una tesis doctoral para editarle y otra para crear una cuenta en Youtube y poder subirle, aunque quien sabe, lo mismo le cojo gusto y termino haciendo una entrega por volúmenes: Cómo entretener a un niño en las tardes de invierno. Aquí tienes mi ópera prima, vale reírse lo que quieras y más…

http://www.youtube.com/watch?v=PAgwxkAtTI0

Por si acaso no se ve bien, te explico los pasos detalladamente:

  1. Coge dos guantes, normales, de los que usas para el frío. Mejor si te quedan a tu medida y no como a mi en el video, que cogí prestados unos en ese momento y me quedan pelín grandes.
  2. Para que sea más fácil, comienza por el que será la cabeza del muñeco. Dobla cada dedo del guante hacia la palma, y luego, dobla hacia arriba la parte (normalmente elástica) que quedaría en la muñeca. Hazlo como si doblases un calcetín o cmo si quisieras dar la vuelta al guante, pero dejando parte del doblesçz de los dedos fuera.
  3. Atraviesa con el dedo corazón de la mano que vayas a usar como cuerpo (derecha si eres diestrx, izquierda si eres zurzx) el hueco que se ha formado entre los dobleces de los dedos doblados. Como si fuera un túnel. Procura meter hacia dentro los dedos si se salen y ajustarlo de manera que no se desmonte al atravesarlos con el corazón. (Es mejor que lo hagas con la mano dominante, la que vas a usar de cuerpo, desnuda)
  4. Te pones en la mano derecha (o izquierda si eres zurdx) el guante que está sin usar.
  5. Atraviesas de nuevo el túnel de los dedos envueltos, pero esta vez con el guante ya puesto. Ajusta bien para que no se desarme.
  6. En la mano que te has puesto el guante, haz que toquen el dedo pulgar y el meñique. Ahora, dobla la muñeca del guante hacia arriba hasta que tapes estos dos dedos.
  7. ¡¡Y Listo!! Ya tienes un muñeco juguetón que hará las delicias de los pequeños.