Estreñimiento

Atención: esta entrada contiene párrafos que pueden dañar su sensibilidad escatológica. Aunque sí eres padre o madre, supongo que lo de las cacas, lo tienes superado.

**********************

Sobre parecidos no hay nada escrito. Depende de quien sea el fisionomista con el que te encuentras va a decir que tu retoño es igual que el padre, que su abuela, o que la amiga con la vas paseando pensando que es tu hermana. Todo depende de a qué parte de la familia conoce más, a no ser de esos casos en que el niño es una calcamonía de un familiar. En el caso del Miniser ocurre lo primero, que depende del ojo del que le observa, no está muy claro a que rama se parece, pero para su desgracia, sí sabemos en lo que se parece a mí, en su precoz estreñimiento.

bart en el bañoEn los primeros meses no había problema, con la lactancia materna el Miniser era un reloj. Hasta que un día no hizo nada, ni al siguiente, ni dos más allá. El estaba feliz y risueño, pero yo, que vivo en mis carnes la sensación de overbooking intestinal, me imaginaba que muy cómodo no podía estar. Así qué empezamos a escuchar los remedios caseros que nos iban dando los diferentes miembros de nuestro Pediatric Team Vip, léase abuelas, amigas con niños y cualquiera sin conocimientos del aparato digestivo pero que se encontraba cerca en el momento de comentarlo con algún miembro de los anteriores. Entre estos remedios encontramos por ejemplo: urgarle en el culete con una ramita de perejil mojada en aceite, que digo yo que tendría que ser muy fresco, para que la rama estuviera algo tiesilla. Misma acción pero con la punta del termómetro. Esta nos sonaba más, pero nos daba cosica, ya sabes, somos primerizos. Darle una cuchara de zumo de naranja en ayunas o usar un supositorio de glicerina.
Ante nuestra indecisión optamos por ir a urgencias, ya que tras siete días parecía que cada vez comía menos, cosa normal por otra parte, porque la frase de salir para dejar entrar no hay que aplicarla solo a los ascensores, y a no ser que tuviera una planta de reciclaje interior allí no había salido nada de ninguna manera. En urgencias nos dijeron que no tenía nada, y que era algo normal con la lactancia materna el no hacer deposiciones durante varios días. Que eso no se considera estreñimiento, siempre y cuando al hacerlo, sea blandito. El que las deposiciones sean duras es el verdadero estreñimiento, aunque se haga todos los días. Aún así, le estimularon con una canulita manchada en vaselina y al poco empezó a entrar en erupción, líquida y constante, sin prisa pero sin pausa. Nos recomendaron no hacer nada en casa si volvía a ocurrir, ni si quiera los supos de glicerina tan tradicionales ya que podíamos causarle alguna herida, y que acudiéramos de nuevo a urgencias si pasaban más de siete días, que allí volverían a hacerle la purga sin problema.

A los pocos días, en la revisión del pediatra, este nos dijo que ni hablar, que no dejásemos pasar más de tres días, que una cosa es que no sea grave y otra que el pobre se tire una semana empachado comiendo cada vez menos. Así que nos recomendó la glicerina en forma de minibalas o unos polvos llamados eupeptina, pero como tomaba el pecho ya era más rollo sacarme la leche porque el biberón no le hacia mucha gracia. Decidido, supositorios para lactantes.
Pasó otro ciclo de sequía y probamos. Como en el cambiador se movía mucho decidimos suministrarle la ayuda tumbado en el sofá. Se nos resistió un poco, para que te voy a engañar. El supo se nos escurría, no éramos capaces de que lo retuviera y terminaba deshaciéndose en nuestros dedos. Somos primerizos, acuérdate, y escuchábamos la voz de la residente de urgencias sonando en nuestra conciencia diciendonos que podíamos hacerle daño, algo que hubiera resultado muy difícil mientras no se lo pusiéramos en horizontal. Ya estaba. Misión cumplida. Ahora a esperar que hiciera efecto, pero ¿cuanto tiempo sería? ¿10 minutos? ¿1 hora? ¡¡¿¿Minuto y medio??!! ¡¡¿Sólo minuto y medio?!! ¡Corre, trae algo! Sí, que sí, que teníamos una toalla debajo de el, pero no era suficiente. Que empezó a brotar una lava descomunal que nos pilló desprevenidos. Digno de una peli gore fue expulsando los desechos acumulados sin descanso y con más rapidez que lo que recordábamos del hospital, y así evacuó, entre gorgojeos suyos, risas nuestras y papel de cocina, pañales y toallitas por toneladas que intercambiábamos bajo sus muslos, sostenidos en alto para poder recaudar mejor el premio gordo. Esa fue la primera vez, en la que pagamos la novatada. En las siguientes….bueno, no en todas nos habíamos licenciado ya. Pero la cosa mejoró y tras un mes y medio de tomas y dacas su tránsito se regularizó. Aunque seguimos sufriendo en silencio, o no tanto…

Han pasado unos meses y ahora durante un rato cada día se transforma. Baja las pestañas y cuando las sube ha pasado de formato .puntocaraabuelete a formato .puntoabueletegusiluz. La cara se ilumina de un rojo fosforito, las aletas de la nariz contrastan volviéndose de un blanco fantasmal indicando que allí ya no hay sangre. Los ojos acuosos te miran y yo creo que piden algo para leer y hacer el rato más ameno. Y empiezan los gruñidos. Como Nadal en un Master Augusta. Como un levantador de peso intentando batir su record. Un sonido gutural acompaña la iluminación de la cara y no hay duda, lo está intentando. Porque eso sí, intentarlo lo intenta, otra cosa es que lo consiga.

Habrá que leerle...

Habrá que leerle…

Si alguno bueno sacamos de esto es que sabemos que el Miniser es sincero, no te lleva a engaño. No es como con otros bebes que un tufillo delator te hace sospechar que tiene sucio el pañal, aunque ha podido ser  solo un aire mal acondicionado, y tienes que arrimar la nariz cual perro rastreador, y si aún así no te aclaras, echar una mirada robada a la zona cero. Este no. Con él tienes claro que hay que cambiar el pañal cuando se ha tirado más de cinco minutos empujando y te lo ha hecho saber encendiendo la cara como un intermitente y de un tiempo para acá, avisándome después. Claramente, Ca-Ca. Con lo que le ha costado ¡como para no saber lo que tiene en el pañal!

El pediatra dice que le de agua para mejorar el tránsito. -¿Vale zumo?, -no, mejor que se acostumbre al agua, -¿y mosto?, -no, que tiene mucho azúcar, -¿y una cervecita?, porque por la manera que mira los botellines el día que pille una la bebe del tirón. Nada, agua limpia y clara. Pues apañados vamos porque el niño ha salido de secano y dice que el agua estropea los caminos, así que o le obligamos con un embudo como a los patos para foei, o habrá que esperar a que sea un poco mas mayor a ver si hablando más se le seca la boca y le entra la sed. Mientras, seguiremos con nuestros apaños de botica de abuela, comiendo poca zanahoria, poco plátano, muchas frutas y verduras que hagan que las tripas no tengan que esforzarse mucho y para la motivación, probaremos con El Libro de la Caca, ¡un top ten de risas entre los más pequeños!

 

Anuncios

34 pensamientos en “Estreñimiento

  1. Me has recordado muchísimo lo que nos pasó con Alejandra. Estuvimos diez dias sin que hiciera caca y claro a urgencias, canula, etc. Intentamos con la Eupeptina, pero como no quería ni ver los biberones pues no lo tomaba bien la cantidad que debía, pero mejoro un poco, aunque recuerdo que llegamos a ir hasta en tres ocasiones a urgencias por este tema.
    Al final la pediatra también me recomendo los supositorios de glierina, y si aprendí algo de aquello fue que no se introducen por el lado de la punta sino por el otro (que ignorante me setí).
    A día de hoy todo aquello esta olvidado y no ha vuelto a tener ningún problema, eso si, como cuando era pequeña hace un esfuerzo que parece que se le van a salir los ojos de las orvitas.

  2. Creo que Mara estuvo dos días sin hacer caca y estábamos ya en un sinvivir. No me quiero imaginar con siete… A ver si se le regulariza pronto el tránsito intestinal. O si no, siempre puede protagonizar un anuncio de alguna marca sobre el tema 😛

  3. Pobre… El Cachorro por suerte no ha estado estrenido nunca, todos los dias su pastel desde recien nacido, se pone tomatito y ya sabes lo que hay jeje. Pero hay bebes que lo pasan fatal una sobrina lloraba histerica cada vez que hacia cacotas hasta el anno y medio no se normalizo, pero daba unos gritos que nos daban ganas de llorar a todos… Una abrazo

    • Este la verdad que lo sufre en silencio, jejejeje, no llora ni grita, simplemente le ves empujar con fuerza que el pobre me dan ganas de echarle una siesta cuando termina para que recupere fuerzas!!. QUé suerte Cachorrro, que puntual 😉

    • Pues si, tus hijas han tenido suerte, porque es algo bastante molesto cuando eres mayor así que imagínate siendo pequeño que no sabes quejarte para explicar lo que te pasa. A seguir así de bien, intestinalmente hablando, jejejej. Besos

  4. Yo con Álvaro usé una caja entera de bastoncillos untados en baselina o aceite. Digo caja porque estuvo 2 meses que o era estreñimiento o no sabía hacer caquitas. Pobrecillo. Así que teníamos que ayudarle. Eso sí, eso era como una bomba explosiva!!!! En cuanto entraba el bastoncito…. Tapese quien pueda! Jaja. Muchos besos!

    • Jajajaja, te entiendo con lo de bomba explosiva!! Yo lo de los bastoncillos no lo usé, si me hubieran dicho bastoncillos en vez de una rama de perejil tal vez hubiera probado, pero como con los supositorios fue bien…Pero me guardo el remedio, que nunca se sabe! Muchos besos

  5. Jajajaja, pobre!!! Yo no tenía ni idea de todos esos remedios, tengo dos cagoncetes x hijos. Y yo me estriño un poco cdo salgo de vacaciones pero lo solucionamos con kiwis,jaja. En casa, el mayor sabemod de sobra cdo deposita xq pone cara, el otro sigue a lo suyo y te enteras x el olor… en fin, cada uno es un mundo!

    • A este pobre el zumo en ayunas algo le arregla, pero le dura poco. SI sale a mí lo lleva complicado, porque mi cuerpo se acostumbra rápido al truco del momento y a la semana o dos como mucho vuelta a la rutina…de que no haya rutina.

  6. Me parto (entiendo el sufrimiento… pero me parto con tu forma de contarlo) nosotros pasamos fase 5 días tres semanas seguidas y lo mismo que tú, nada de dureZas, era tan blandito que ¡hasta el cuellloooo! Entonces no lo sabía, pero hoy sabemos que era que se le paraba la función intestinal por su intolerancia a la caseína, así que acumulaba 😉
    Suerte!

    • ¡Anda!, mira, no había pensado que pudiera ser por alguna intolerancia, pero sabiendo ahora tu experiencia se lo comentaré a la pediatra la próxima vez, que oye, lo mismo es algo de eso. Gracias!.

      • A ver si tienes más suerte, que esto se lo noté yo con 1 mes y la pediatra no la derivó a alergias y digestivo hasta los 18meses! Menos mal que desde los 3 mesecetes le había quitado o los lácteos 😉
        Bss

      • Pues la cosa es que este tiene alergia suave al pescado blanco, se lo note la primera vez que lo comió y en alergias (nos derivaron en una semana) me dijeron que tal vez le quedase una pequeña intolerancia pero poco mas). Y no sé, pienso que igual, ademas del pescado, puedes ser a algo mas..Ya te ire contando. Gracias!

  7. Jajajaja. ¡Qué gracioso! ¡Cómo me he reído!
    Miniser es la monda. Al principio Peque también estaba estreñido pero llegaba un buen día, quizás al cuarto o quinto que de repente, salía todo. Y tanto era que se acababa saliendo del pañal, y llenándolo por la espalda hasta la nuca, se iba directamente al baño. “Caca explosiva” lo denominamos. Jajaj

    ^^

  8. A nosotros también nos dicen que el estreñimiento es la dureza de la caca y no la poca frecuencia con que la haga. Que hay niños que la hacen una vez cada 10 días (¡yo alucino de cómo no revientan antes!) y que para ellos esta frecuencia es normal, y cuando la hacen es una caca normal y no dura. La bichilla no se estriñe casi nunca, y cuando le pasa no se queja, ni tiene dolores, sólo lo sabemos al ver la bola rodando en el pañal. Oye, ya que hablas de los zumos, tened cuidadito porque a nosotros la pediatra nos han dicho que los envasados se parecen más a un refresco de cola que a un zumo de frutas. Que los evitemos a toda costa, que solo le demos de beber agua o zumos naturales hechos por nosotros, porque los industriales pueden hasta provocar caries en los dientes de leche. Yo no tenía ni idea.

    • A este dolerle no creo que le duela mucho, porque no llora o chilla como otros, pero al pobre le cuesta un triunfo. Sí, lo que dices de los zumos también nos lo dijo la pediatra, que tienen un montón de porquerías, azúcares y no se qué mas, y que mejor que se le hagamos natural. Yo también pensaba que tan malos no eran pero visto lo visto, ya no sabemos ni lo que tomamos!! Bss

  9. jajaja, qué sufrimiento mon dieu! Al niño de mi prima le pasa lo mismo, que el pobre hace caca de pascuas en viernes pero a ellos le recomendaron lo de la cánula (ella es enfermera y tiene más práctica con esas cosas que el resto de mamás primerizas) también cuando pasara de la semana, tal y como te dijeron a tí en el hospital.
    Yo en ese sentido he tenido mucha suerte con Redondo, él era a caca por toma, un total de 8 al día, mientras no empezó con la alimentación complementaria.
    Me he partido con lo del gusiluz jejeje.
    Ah! Y del libro ya había oído hablar, lo tengo pendiente para más adelante jejeje

    • Es que lo del gusiluz es verídico! tendrías que verle cómo se pone el pobre, podría iluminar una verbena de verano! EL libro tiene buena pinta, por lo menos por las recomendaciones que hay de él, habrá que leerle!

  10. Jajajajajaja menuda odisea!!!
    El estreñimiento no se define en función del número de días sin hacer caca, sino en función de su dureza, como bien te dijeron en el hospital, que haga caca cada 7 días sin dificultad no es estreñimiento, que la haga a diario, incluso 2 veces al día, muy duras, sí.
    Con la leche materna hay muy poco residuo, por lo tanto que esté tantos días sin hacer caca no significa que la tenga toda acumulada dentro, sino que ha aprovechado al máximo los nutrientes. Imagina que comes durante 1 semana caldos. Harás más pis, pero muy pocas heces, porque de dónde va a sacar el intestino materia fecal? sin embargo si te alimentas a base de verduras, que tienen mucha fibra, harás mucha más, porque la fibra no se digiere, es residuo puro, así que según entra… sale 😉
    Ah! y muchísimo cuidado con introducir nada en el culete, una amiga tiene una ligera incontinencia fecal por una lesión que le produjo su madre de bebé por este motivo. Ahora, cuando le entran ganas… o va corriendo al baño o se le escapa. Las membranas que rodean el recto de un bebé son muy sensibles y frágiles!

    • ¡Madre mía! que me dices!! Sabía que enredarles en el culete era delicado pero no hasta ese punto! Menos mal que la etapa de ponerle supositorios ya pasó, y tampoco fueron más de 6 o 7. Ahora si me volviera a ver en la situación, me lo pensaría mucho!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s