Cocinita Miniland

 

Hace una semanas recibí un correo de la marca Miniland en el que me invitaban a probar uno de sus productos. Tras la sorpresa y alegría inicial, entré en su web para echar un vistazo a las opciones, pero son tantas las posibilidades de juego que nos ofrece esta marca que no sabía por cual decantarme así que les pedí opinión, ya que nadie mejor que ellos para asesorarme sobre los juegos más adecuados a la edad del Miniser. Me pasaron varias opciones, volví de nuevo a navegar por su casa para verlas bien y de pronto, lo vi, el juguete ideal para mi pequeño Arzak: una cocinita.

Y es que las cazuelas nos traen locos a todos, a él por lo que le fascinan, a nosotros por el jaleo constante de tener la batería desperdigada por el suelo de la cocina, al vecino por el concierto que el pobre sufre cada día cuando las tapas y cazos chocan contra el suelo, a las abuelas, tías y demás familia porque ahora tienen que mostrar la cocción de sus guisos a la atenta y critica mirada de este gastrónomo de 80 cm. En fin, que como el mundo culinario le apasiona esa fue la opción que tomamos, y desde Miniland, amablemente, nos dijeron que era una elección muy buena.

A los escasos días de esta conversación con la empresa, ya teníamos la cocinita en casa para disfrute del personal. Y ahora, tras varios días de uso a fondo de esos fogones, me veo ya capacitada para hacer un post objetivo sobre este juguete.
Cocinita MinilandLo primero que me llamo la atención fue el tamaño de la cocina. Yo me la esperaba más grande, por lo que en un primer momento me decepcionó un poco ver que se trataba de una réplica de cocina versión mini. Pero pronto el tamaño quedo en un segundo plano y la cocina empezó a asombrarme. No la falta detalle, todos los elementos recrean sonidos reales. El grifo suena a agua corriente, la lavadora emula un programa corto en el que ves girar la colada, la batidora agita bolitas de colores en su interior, la vitro se enciende y simula el sonido de la cocción y el horno, nos avisa de que el asado está en su punto con una melodía animosa que ya quisiera yo para cuando usó el mío real. En cuanto a accesorios, viene bien equipado para sus dimensiones: un cacillo, cazuela con tapa, sartén con huevo y bacon y juego de sal y pimienta. Es de material resistente, lo puedo asegurar, porque el Miniser, que aún es algo pequeño para el juego simbólico puro y duro, manipula con demasiado énfasis las piezas, llegando incluso a jugar a lanzamiento de cocina desde la trona y puedo asegurar que ni un arañazo oye, así que la calidad en cuanto a durabilidad es muy buena.
Como te decía, con apenas 14 meses no juega con ella imaginando que esta cocinando (creo), la manipula, explora sus opciones, trastea, y si te pones a jugar con él a hacer comiditas sí se mete más en el papel, pero de cualquiera de las maneras en que la use le entretiene muchísimo. Tanto, que ya no se acuerda de abrir el cajón de las cazuelas reales porque con su cocina particular tiene suficiente.
Pasado este tiempo, he cambiado de opinión sobre el tamaño, y es que a día de hoy, me parece el tamaño ideal. Claro que las cocinas grandes tienen más artilugios y les permite jugar de pie, admitiendo más movimientos, pero a favor del tamaño reducido de esta es que puedes transportarla a cualquier lugar, y viendo como disfruta jugando con ella, no cuesta meterla en una bolsa y llevarla al parque , a casa de una visita o donde haga falta, cosa que con las grandes no puedes hacer a no ser que dispongas de un monovolumen y familiares con mucha paciencia para que les invadas la casa con tus trastos.

Así que objetivamente esta es mi valoración de la cocinita de Miniland:
Estética: muy buena, me gusta la combinación de sus colores vivos y no la falta detalle.
Calidad-precio: buena. Es cierto que sí vas a comprar una cocinita por el precio de esta puedes encontrar una de tamaño mayor, aquí tendrías que valorar si prefieres poder transportarla o no. En cuanto a la calidad me parece buena porque sus materiales son resistentes, sin peligros de piezas pequeñas para los enanos y cumple las normas de seguridad de juguetes europeas.

Ahora la valoración del Miniser:
Por el tiempo que pasa jugando con ella, ¡lo mejor del mundo mundial!. Nosotros se la hemos colocado en la cocina, junto al frigorífico, y se entretiene sólo mientras cocinamos los mayores y compartimos con el nuestros ratos culinarios.

De Miniland no conocía su línea de juguetes, sólo la gama de Miniland Baby  y me parecía que tenía muy buena calidad. De esta rama tengo uno de sus termómetros, estupendo, y probé una de sus cámaras de vigilancia (que no me quede con ella pero por problemas con la empresa que las vendía, ya lo explicare en otro post), y así como esta línea de la empresa me parece de muy buena calidad, ahora puedo afirmar que tras haber probado uno de sus juguetes confio en la calidad y resultados de este otra gama, la de Miniland Educational. Te aseguro que a partir de ahora, a la hora de comprar un juguete, es una marca que tendré muy en cuenta.

Y tú ¿conocías esta marca? ¿Qué opinión tienes sobre ella?

20140508-153749.jpg

Anuncios

15 pensamientos en “Cocinita Miniland

  1. Que bonita!!
    El tamaño? Mira que nos gustan las cosas grandes!! Y no tienen porque ser lo mejor.
    A miniser le gusta? Pues entonces es la ideal! Cuando sea más mayor si quiere ya le comprarás otra

    • Si, la verdad que tenemos grabado a fuego lo de “ande o no ande caballo grande” pero la verdad q estamos encantados con ella, es chula, divertida y portátil!! Quien quiere más! 😉

    • Eso me dijo una amiga, q mucho mejor así q la guardas en cualquier sitio. La verdad que es muy mona y muy completa, y más como primera aproximación a los fogones!! Jajajaja. Besotes.

  2. A veces pensamos que más grande es mejor.. Sobretodo las abus… Jaja
    Yo tengo una grande y las mías han jugado mucho con ella,pero es un trasto exagerado de grande , ahora esta en la casa del pueblo, porque las niñas se han hecho mayores y ya no juegan con ella
    Un besito

    • Las grandes están muy bien, son llamativas y dan mucho juego, pero este tamaño más reducido me ha confirmado que casi siempre la diversión está en la mente del niño y no en el tamaño del juguete, aunque como dices tú, ¡cualquiera se lo hace entender a las abuelas!

  3. Uy quita quita… Estoy de los juguetes “puñeta” hasta la coronilla… ¡A mí el tamaño sí me importa! ¡Y cuanto más recogidito mucho mejor! Me gustan los juguetes con muchos colores. Son ideales para los peques.

    Juguete puñeta = Es ese juguete que sólo con ver la caja dices… ¿¡¿¡ Y ahora tengo que mudarme para meter este juguete en casa !?!? ¿¡¿¡ Tanto me odian !?!? ¿¡¿¡ No lo había más grande !?!? 😛

    Un besote!

    • Como decía INma unos comentarios más arriba, esos juguete puñeta suelen ser cosas de las abuelas que todo les parece poco, o de tíos, primos, amigos que no van a tener que ver los artefactos molestando en sus casas! Besucos

  4. Pingback: Post Patrocinados | Pasuco a pasuco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s