Un Café con… Escuela Infantil Cors

Estos días veo constantemente anuncios de escuelas y centros educativos que ofertan jornadas de puertas abiertas para ir a conocerles. Ya se ha dado el pistoletazo de salida a la elección de centro para el próximo curso. Pero, ¿realmente sabemos que criterios se han de tener en cuenta a la hora de elegir un centro?. Yo nunca había pensado en ese punto, quizá porque aún veo el momento algo lejano con el año recién cumplido del Miniser y de momento no me he planteado llevarle a guardería, pero lo cierto es que conocer a Cruz y Lola, los motores de la Escuela Infantil Cors, me ha abierto los ojos a este tema y muchos otros relacionados con las escuelas donde nuestros hijos comienzan a formarse. Tomando el café con ellas, me explican los errores que normalmente cometemos a la hora de buscar un centro educativo, sobre todo, para bebés: nos centramos en la cercanía del trabajo o del domicilio, que sea bonito estéticamente, que nos agrade el personal, que sea barato. Y aunque esos parámetros pueden ser importantes, reclacan que más importante aún es conocer el Proyecto Educativo del centro, saber qué hace ese centro, cómo lo hace y por qué. Que no elijamos por conveniencia de los adultos sino por el beneficio del niño. Debemos exigir que nuestros pequeños acudan a centros donde les enseñen a pensar, donde aprenden a desarrollarse y no sólo sean aparcaniños durante las horas de nuestro trabajo.

Estas dos mujeres saben de lo que hablan. Son amantes de su profesión y son profesionales de su pasión: la educación. Ambas son psicólogas del área educativa, especialistas en Dificultades del Aprendizaje, que tras varios años ejerciendo en este campo, observaron que en muchos casos la escuela en sí era el principal obstáculo con el que se encontraban algunos niños. Llegaron a la conclusión, que muchas dificultades se pueden solventar si se trabaja adecuadamente desde el primer momento, con una Atención Temprana, y decidieron aportar su granito de arena en este tema creando una escuela basada en esas conclusiones. Así crearon Cors, cuya filosofía es el Acompañamiento del niño en su desarrollo, respetando en todo momento al niño y su conocimiento. Esta escuela sí que tiene un proyecto educativo fundamentado, basado en la Psicomotricidad Vivenciada. ¿Qué es esto?, te preguntarás. Pues es una educación y aprendizaje basados en la experimentación de lo aprendido. Porque hacer vivir algo, es mejor que contarlo. Por ejemplo, llega el invierno, y para entender lo que es la nieve, el frío, ¿qué moejor que tocar un granizo?.

Escuela CorsA Lola y Cruz les importa que las habilidades que los niños deben adquirir, sean formadas de la manera correcta. Por eso, trabajan estas habilidades de manera dirigida y estructurada, complementándolas además con actividades que desarrollen la creatividad, parte fundamental de nuestra inteligencia y desarrollo. Primero enseñan a usar un pincel, pero luego, invitan al niño a que pinte como quiera, fomentando su creatividad y su inteligencia emocional. Saben, que esta faceta de nuestro aprendizaje es parte fundamental de la felicidad y el buen desarrollo del niño como un Todo, por lo que promueven este tipo de inteligencia de todas las maneras posibles. Pero no sólo los más pequeños sale beneficiados de este proyecto, ellas aprenden con cada niño, al enfocar el aprendizaje de cada uno de manera individual, respetando sus tiempos, sus necesidades, cada día son mejores profesionales. Este tipo de enseñanza personalizada hace que varíen de estrategia educativa hasta encontrar la adecuada a cada caso, ayudando así a que cada niño saque el máximo provecho de su potencial. No se limitan a respetar las apetencias de si ahora un niño no quiere participar en una actividad, entienden su necesidad en ese momento pero indagan en el porqué de sus actitudes para entenderle mejor y poder acompañarle en su aprendizaje de la manera que él necesite.

Los principios hasta conseguir el buen funcionamiento de esta escuela, tampoco fueron fáciles. Se encontraron con un edificio estéticamente bonito pero que como muchos de este ámbito, no se adecuaba a las necesidades reales de una escuela infantil. Su experiencia y lucha por mejorar, las llevaron a buscar soluciones para hacer de la escuela un entorno seguro, favorecedor del desarrollo y poder sacar el máximo provecho de los recursos. Para esto, modificaron puertas con un sistema ideado por ellas en el que se aseguraban el poder abrirlas tanto por dentro del aula como por fuera, para evitar posibles incidentes. Crearon un huerto, donde los niños viven el proceso de la vida, cultivando pequeñas pplantas, que ven crecer, día a día, hasta el momento de recolectarlas, llevarlas a la cocina de la que mas tarde hablaremos, y tras su elaboración poder comer los productos por ellos cultivados. Idearon una sala de psicomotricidad donde poder ejercer su proyecto vivenciado. Una sala amplia, espaciosa y vivaz donde los niños juegan libremente, sin darse cuenta que están trabajando el aparato motor en el punto óptimo que su cuerpo y mente demandan. Todo, bajo la experta mirada de la psicomotricista que observa el punto de desarrollo de cada niño y le presta la ayuda necesaria en cada momento, organizando el espacio para fomentar las necesidades motoras de cada uno. Con el material de este espacio, picas, pelotas, figuras de gomaespuma para trepar…, no sólo trabajan la parte motora, sino también, al tratarse de una zona de interacción entre ellos, se fomentan las habilidades sociales, aprendiendo por sí mismos el respeto por los demás, la resolución de conflictos, el manejo de la frustración. Aprenden a ser asertivos, habilidad sumamente importante para evolucionar positivamente como personas.

Escuela_CorsMientras el café se enfriaba, me mostraron el aula de bebés, donde cada pequeñín recibe un seguimiento integral de su desarrollo. Conocen sus necesidades, incluso cómo fueron los partos para poder manejar de manera más eficaz los parámetros de cada uno y así, poder asesorar a los padres que cuestiones deben trabajar en casa en caso de que sea necesario. Muchas veces, detectan casos, pequeños detalles, que con una buena Atención Temprana por parte tanto de su escuela como de la familia, trabajada en conjunto, derivan en un desarrollo totalmente distinto del niño y por supuesto, mucho más favorable para este.

Trabajan además con un programa musical, llamado “Suena, suena”, con estructura para niños de 0 a 2 años de manera individual y a partir de los seis años de forma grupal. Con este programa, que incluye una parte de relajación que encanta a los chiquitines, trabajan todo el cuerpo, el oído, el ritmo, sin contar los múltiples beneficios que todos sabemos que tiene la música a nivel emocional. Aunque una cosa que puede parecer chocante al ver el aula, es detectar que no disponen de hamacas. En realidad, esto que para muchos puede ser falta de medios, es en cambio algo positivo para los bebes, ya que las hamacas coartan su movimiento, bajan su autoestima si pasan horas sentados sin estimulación directa, por lo que nuestras dos compañeras de café, apuestan por dedicar tiempo a la estimulación de los niños y no dejarles sentados a esperar a que pasen las horas.

Para poder desarrollar todo este proyecto, Lola y Cruz cuentan con un equipo especializado, formado por profesores de eduación infantil y técnicos especialeistas en la misma materia. Además, el equipo lo cierra una estupenda cocinera que cada día, con cariño y dedicación, elabora toda la comida de manera totalmente casera. Porque los alimentos, también son parte de nuestro desarrollo y por ello, son otra parte importante de esta escuela. Los menús son elaborados minuciosamente, de manera que cubran todas las necesidades nutricionales de los niños y además, les ayuden a evolucionar como buenos comensales. Asi, cada mes introducen dos platos nuevos, crean nuevas maneras de introducir verduras, pescado, con divertidos bocaditos, quichés, hamburguesas poco tradicionales pero muy saludables…Siempre, con alimentos de calidad. En esta cocina priman los buenos productos y la originalidad, para que cada menú, se algo atractivo para tan exigentes críticos culinarios.

Y a todas estas maravillas educativas, hay que añadir que normalizan el uso del inglés. Desde los recién nacidos hasta los más mayores, siendo el aula de dos años bilingüe para la correcta adquisición de este lenguaje. ¿Alguien da más?

Podría contar mucho más sobre esta magnífica escuela y sus estupendas directoras, ya que fue un café largo y gustosamente enriquecedor. Pero lo mejor que puedo hacer, siguiendo su filosofía, es que lo experimenteis por vosotros mismos. Quienes os encontreis lejos de su ubicación investigar en su página web, o en su fanpage de Facebook, pero quienes tengais la oportunidad de acudir a sus instalacines, no lo dudéis, ya que tienen actividades extraexcolares como cuentacuentos, cursos de masajes para bebés, actividades culturales, cursos de cocina para padres, y un sinfín de propuestas para todos los públicos (no necesitas que tu hijx sea alumnx suyo) que seguro no te dejaran indiferente.

Si te animas, pregunta, pide información, como por ejemplo, del próximo curso de cocina, dedicado a los Pescados que se impartirá el próximo domingo 5 de abril. ¡Seguro que repites!

 

Anuncios

12 pensamientos en “Un Café con… Escuela Infantil Cors

  1. Qué gusto encontrar centros así. Que se preocupen realmente por formar y no solo por cobrar a fin de mes. Mucha razón, por cierto, en lo poco que nos solemos preocupar los padres por estos aspectos. Artículos como este te abren los ojos para cuando nos llegue el momento. ¡Gracias!

    • Es verdad que yo tampoco le había dado muchas vueltas a esos aspectos, pero cuando te los explican ves que son lo importante de verdad. Al fin y al cabo, nuestros hijos pasarán muchas horas en centros donde se sentirán o no a gusto, entendidos, respetados, y eso dependerá de nuestra elección. Lo veo tan lejos y en realidad está tan cerca que me da vértigo!! Gracias por pasarte a leer y comentar.

  2. Precisamente ahora estamos buscando guardería para el curso que viene. En realidad hicimos entrevista en el cole al que queremos llevarle que sigue un proyecto educativo similar al que recibí yo y una vez le habían admitido cambiamos de opinión porque es muy peque e igual le llevamos el año proximo, no este. Pero si queremos llevarle solo unas horitas (en el cole obligaban a quedarse hasta las 17h) y nos han hablado muy bien de una guarde que tiene el mismo proyecto educativo que el cole así que iremos a informarnos. Creo que lo que expones es cierto y lo que hacen estas chicas es el ideal que le falta a algunos centros. Muchos besos!

    • Bufff es que hasta las 17…si que a mí también me parece mucho tiempo para lo pequeño que es!!! Me alegro si has encontrado una guarde que se ajuste a vuestras expectativas, sobre todo, viendo que sí dais importancia al proyecto educativo. Seguro que acertáis!! Besazos.

  3. Ese si que es el camino,;cada crio lleva su ritmo y si le potencias en todos estos aspectos que comentas el aptendizaje es un exito.

  4. Muchas gracias María. Más que un café esto ha sido una merienda-cena. Cuánto tiempo, esfuerzo e interés nos has dedicado. Gracias por el reconocimiento que nos haces y por tu buen hacer.

    • Ahí le has dao! En las guardes sobre todo buscamos nuestra comodidad y que estén bien atendidos, pero olvidamos que es una etapa muy importante para su desarrollo. Q bueno tenerte de vuelta!! Besos.

  5. El centro tiene una pinta estupenda.
    Yo tampoco me plantee nada de los valores del centro educativo, ni programa ni nada de nada, yo pensé el centro que mejor me pillase para el trabajo o algo así, hasta que llego la hora de elegir, madre mía que exigente me puse, esas cosas te las planteas cuándo tienes que dejar al peque de verdad y sólo quieres lo mejor para él..

    • Eso esta claro, queremos lo mejor para ellos, pero es cierto que a veces sopesamos cosas que tal vez sean menos importantes que otras. Yo hasta ahora no me había planteado nada xq no me he visto en la situación, pero cuando me toque ya sabré que criterios seguir. Un besazo para ese recién llegado, y para vosotros tres también 😉

  6. Os voy a contar un secreto: llevé a mi hijo ahí y estamos encantadísimos, lloré un poco cuando lo dejó para ir al cole. Formaron parte de nuestra familia y les tengo mucho aprechio, de hecho espero poder llevar a estanjanita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s