Cabárceno Express

Llevamos dos días que no nos lo creemos, ¡el sol ha vuelto!. Después de tanto viento, temporal y olas que han arrasado parte de la ciudad ha regresado Lorenzo con ganas y energía, así que este fin de semana, las terrazas y los parques estaban a rebosar. Deseosos de luz y calor hemos salido todos cual lagartijas a disfrutar de un poco de luz primaveral.

Nosotros hemos tenido visitas de amigos, y ayer, en concreto, de un amigo con sus dos hijos que querían conocer Cabárceno, así que aprovechamos, bueno, aproveché, y convencí al Manfriend para acompañarles y ya de paso, conocerlo yo. Sí, no te extrañes ni subas el grito al cielo, pero aunque vivo a veinte minutos escasos de la entrada principal del parque no había entrado a él desde que iba al colegio. Siempre que sugiero ir mis alrededores sacan excusas o planes alternativos ya que por diferentes motivos han ido mil y una veces. En otras ocasiones, cuando he tenido la oportunidad de ir acompañada con mis amigos I y D, (que no I+D), asiduos visitantes foráneos cuando no hace día de playa en sus escapadas veraniegas, siempre me ha pillado trabajando, así que por h o por b, hacía siglos que no iba a Cabárceno, y ya tenía ganas.

CabárcenoAntes de entrar paramos a comer en una recóndita recomendacicón que poco más, y aún seguimos esperando el segundo plato. Más de una hora de espera para un par de raciones. Los niños aburridos y desesperados casi ni comieron, los pobres… Con el estómago algo más lleno, aunque tampoco mucho, ya fuimos al parque. Aprovechando la hora que era, pagamos la tarifa reducida de medio día (15 euros adulto y 9 cada niño por ser en fin de semana, tarifa alta aunque sea marzo). Mapa en mano y reloj en la muñeca: teníamos sólo ¡hora y media para ver el parque!. Misión: centrarnos en lo que quería ver el hijo mayor de nuestro amigo. Así que la primera parada fueron los elefantes. Encantados de la vida y rebozaditos en lodo que estaban los tíos, pero bastante lejos como para admirar bien su opulencia. Nada, a otra cosa mariposa. Camino hacia los osos pardo nos encontramos con las avestruces. Estaban junto a la valla de madera que acota el recinto, el mismo en el que están las jirafas, y fue realmente gracioso. Estas últimas, las jirafas, estaban en la otra punta de su zona, pero no sé que llamaría su atención, que bajaron la pequeña ladera y se acercaron a la zona contraria, donde estábamos nosotros, y unos bastantes más, porque eso sí, ayer todo el mundo debió tener la misma idea de aprovechar el día viendo el parque. El caso es que se fueron acercando más bien rápido a la valla donde estábamos, y claro, la gente focalizó su atención en ellas. Todos se acercaban lo máximo a ver de cerca esas tiernas caritas, mientras las avestruces, orgullosas y celosísimas, se intentaban interponer entre el público y las jirafas para reclamar la atención que hasta ese momento ellas acaparaban. Las jirafas se desplazaban, la gente las seguía ¡y las avestruces se metían en medio!. Las pobres, no asimilaban que había otras estrellas invitadas más glamourosas.

Seguimos hacia los osos pardo, previa parada a ver dos hipopótamos perezosos que dormitaban al sol. Y en esta parada ya nos dimos cuenta del trajín que era con el Miniser: sácale del coche, cógele en brazos, vuélvele a meter en la silla en la que no quiere ir y se pone como un endemoniado para que no puedas atarle, átale, berrinche y cuando se le ha pasado, vuélvele a sacar para volver a empezar dentro de 10 minutos. El Manfriend ya se me estaba estresando, aparte de que no le apetecía mucho ir al parque. Tendríamos que venir pero cuando éste sea más mayorcito, para que lo disfrute bien. Sí sí, esa era su idea hasta que los vió. Unos carritos de golf (o algo parecido) con los que puedes recorrer el parque y una especia de miniquads para alquilar y así creerte que estás en un safari. Hay que volver, pero con más tiempo, y podríamos alquilar uno de esos. Ayyyy, si es que son como niños chicos…

Ternura 100%Vimos los osos, los tigres, las serpientes, monos conviviendo con ciervos, cebras  todo lo que pudimos en esta visita exprés. Pero para mí, lo más impactante, fueron los gorilas. Un bebé gorila jugaba a intentar trepar por una cuerda, mientras su madre, entretenía al hermano mayor en una hamaca de la que se descolgaba y volvía a subir. Todo, bajo la atenta mirada de Papá Gorila que andaba zanganeando a unos metros mirándonos a todos con cara de ¡qué gente tan pesada!. Les miras a los ojos y sabes, con total seguridad, que te entienden, que son como tú, como nosotros, e incluso en muchos casos, más humanos que la mayoría.

Llegaba la hora del cierre, un refresco en la cafetería, despedidas de hasta pronto y enfilando la salida, nos dijimos: qué desagradecidos somos, con lo que tenemos tan cerca y nunca encontramos un rato. Ya se sabe, en casa de herrero…

Pero nos prometimos volver, pronto y muchas veces, para que desde pequeño el Miniser descubra la maravilla de la naturaleza. Eso sí, ¡la próxima no se nos olvida la mochila para portear!

20140310-114522.jpg

Anuncios

12 pensamientos en “Cabárceno Express

  1. Cabárceno es visita obligada!!!
    Nosotros fuimos hace unos años y me gusto mucho más que un zoo. Tengo claro que en un par de años iremos, lo que malo es que es un coñazo lo de ir bajándote y subiendote del coche con las sillas y todo ese rollo, pero alomejor alquilar un carrito de esos no esta mal pensado…
    Iremos viendo.

  2. si tienes intención de ir a menudo el carnet sale muy bien, así puedes ir cuando quieras sin necesidad de ir deprisa para ver muchos animales…nosotros hace tiempo que no vamos pero ahora que me lo has recordado y con este solecito…me apunto!

  3. hay que aprovechar esta maravilla que tenemos al lado de casa;
    no os podeis perder a ultima hora el espectaculo de las aves, es digno de ver.
    chao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s