Crema de espárragos

Aunque no soy una gran cocinera (bueno, ni grande ni pequeña ni ná, vamos, que la cocina no es lo mío) hoy quiero compartir contigo una receta que es perfecta para este tiempo por partida triple:
1. Es un plato de cuchara, de los q se agradecen cuando hace frío porque reconforta el estómago y de paso, a esas lorzas que se resisten a irse de tu cintura.
2. Es ligero, por lo que vale tanto para comida como para cena y las calorías que aporta no son muchas, o por lo menos, no demasiadas.
3. Sirve para aprovechar las sobras de espárragos, ese entrante tan socorrido cuando tenemos una cena con invitados  en casa y al final nunca se terminan los del bote o lata que has abierto. ¿Estabas cansadx de comer espárragos tres días seguidos? Pues ya tienes solución, les comerás, pero de distinta manera. ¡Vamos allá!
Los ingredientes que necesitas son: los espárragos que ya hemos dicho te hayan sobrado, o bueno, vale, puedes abrir una lata o un frasco para esta crema. La verdad que cuanto más espárrago lleve, mejor sabrá. Coge una cebolla mediana, un puerro, mantequilla, 200 ml de nata líquida, o lo que es lo mismo, un brik pequeño y algo de caldo. Yo tenía un caldo en brik que me regalaron con una canastilla en el supermercado, pero en otras ocasiones he utilizado una pastilla de caldo concentrado o simplemente agua. ¡Ah!, si quieres que te quede más ligera puedes sustituir la nata por leche evaporada, yo nunca la he probado con este cambio pero todo es innovar..

20140127-154316.jpgSeguimos, lo primero es picar la cebolla y el puerro. No hace falta dejarlo microscópico porque al final usaremos la batidora. Ya picado lo sofreímos en una par de cucharadas de mantequilla que hemos puesto al fuego. Rehogamos, a fuego lento, este paso creo que es la clave, o una de ellas, para que el resultado final tenga más sabor. Cuando ya esté doradita la verdura añadimos los espárragos troceados, y volvemos a rehogar. Otros minutillos al calor suave y continuamos.

Cubrimos el sofrito con el caldo, o el agua o el concentrado, lo que tengas más a mano y a cocer diez minutejos.

un poco más y lista

un poco más y lista

Pasado este tiempo, damos uso a la batidora. La idea es que quede una crema, ni tan espesa como el puré ni tan líquida como una sopa, así que un buen truco es antes de darle caña a la cosa de batir, retirar algo de caldo e ir añadiendo según batimos y vemos la consistencia que va cogiendo. Una vez batido, añadimos la nata, removiendo a la vez, para que se integre bien con los ingredientes. Ahora es el momento en el que hay que probarlo para rectificar la sal, y a quien le guste, que espolvoree un poco de pimienta.  Lo dejamos hervir de tres a cinco minutos y después de todo esto…tachán!! Ya tenemos nuestra rica, fácil, rápida, ligera y aprovechada crema de espárragos. Además, es una buena manera de meter este alimento en la dieta de los enanos, que normalmente reniegan un poco de su sabor.

¡Que aproveche!

Anuncios

3 pensamientos en “Crema de espárragos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s